Redacción BLesEl fiscal general Ken Paxton del estado de Texas se unió este miércoles 5 de mayo a 19 de sus pares para pedir a la Corte Suprema que revierta una decisión de una corte federal que revocó una ley que requiere que todo menor de edad que decida realizarse un aborto necesita el consentimiento de sus padres, reportó LifeNews.com

El caso se inició en el estado de Indiana cuando la Unión Americana de Libertades Civiles, en nombre de Planned Parenthood de Indiana y Kentucky presentó una demanda federal en mayo de 2017 para evitar que el requisito del consentimiento paterno entre en vigor, alegando que violaba el debido proceso y los derechos de la Primera Enmienda.

El juez dio lugar a la demanda de Planned Parenthood en junio de 2017 y dejó sin efecto el requisito.

Luego de que el fiscal general de Indiana apealara a la decisión, en enero de 2018 la Corte Federal del Séptimo Circuito de Chicago mantuvo el veredicto inicial permitiendo que los menores de edad puedan someterse al peligroso procedimiento del aborto sin que sus padres sepan.

Por ello, ahora los fiscales generales de 20 estados se unieron a la apelación de Indiana a la Corte Suprema.

Si bien la ley de Indiana requiere que las menores deben obtener el consentimiento de sus padres antes de abortar, la menor puede solicitar a un juez un “baipás judicial”, argumentando que la niña es suficientemente madura para tomar la decisión o considerar que es lo mejor para ella.

Aunque sólo el 4% de las niñas de Indiana abortan sin el consentimiento de sus padres, y un alto porcentaje de ellas están en hogares, la anulación del consentimiento paterno, si llegase a ser reafirmada por la Corte Suprema, daría lugar a una situación sumamente peligrosa donde las niñas adolescentes podrían ser fácilmente convencidas por organizaciones que lucran con el aborto, como Planned Parenthood.

“El Séptimo Circuito ha dejado intacta una orden judicial contra una ley de Indiana que exige que los padres de una menor no emancipada reciban una notificación cuando su hija decida abortar sin el consentimiento de sus padres”, escribió el Dr. Paxton a la Corte Suprema. “Y la corte lo hizo sin considerar realmente el interés imperioso que tienen los Estados en fomentar la participación de los padres en este tipo de decisiones que alteran la vida. En otras palabras, el tribunal no tuvo en cuenta el importante interés que tienen los Estados en proteger el bienestar de las menores, un interés que esta Corte ha afirmado en repetidas ocasiones”.

El fiscal general de Texas argumenta que el estado tiene mayor habilidad que las cortes para regular los abortos en menores de edad debido a la experiencia de hacerlo con los adultos.

Le recomendamos: Los 25 TRIPULANTES del EVER GIVEN SIGUEN ATRAPADOS ARRIBA del BARCO

Ad will display in 09 seconds

“Los Estados… tratan de proteger a los miembros más vulnerables de la sociedad -los niños- cuando se enfrentan a decisiones importantes como la de abortar”, afirmó Paxton.

Y agregó: “La Corte Suprema tiene ahora la oportunidad de restablecer la libertad de los padres y el bienestar de los menores, al tiempo que da a los padres la posibilidad de enseñar y guiar a sus hijos.”

Algunos medios de comunicación liberales destacan que el requisito aplica solo para niñas que no tienen padres, pero teniendo en cuenta que la abortista Planned Parenthood está detrás de eliminar la medida, está claro que van a por todas las menores de edad que quedan embarazadas prematuramente. Por ello la decisión de la Corte Suprema es de suma importancia para establecer un antecedente judicial que rechace este tipo de exceso.

 Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com