Cuando Vladimir Georgievsky, que parecía un poco raro, subió al escenario de Britain’s Got Talent y dijo que iba a hacer una rutina de trampolín, quedamos atónitos. Se parecía más a un profesor de literatura rusa que a un atleta, ¡y mucho menos a un actor de trampolín!

Pero resulta que todo era parte del espectáculo. Vladimir es un brillante gimnasta que añade humor a sus actuaciones haciendo payasadas. Su comportamiento torpe es en realidad parte de una rutina perfectamente coreografiada destinada a inspirar asombro y risa en su público. ¡Algunos de los trucos que hizo deben haber requerido horas y horas de práctica!

Lo bueno de Vladimir tiene que ver con su pasión por afectar positivamente a los demás. Tomó su talento para la gimnasia y su deseo de hacer reír a la gente y de esa manera impacta sus vidas, aunque no salga de esa manera a primera vista.

videoinfo__video2.bles.com||ea7f8a87f__

Ad will display in 09 seconds

Fuente de video: Youtube / Britain’s Got Talent.

Te puede interesar: El anciano que usó 9 pares de zapatos para caminar 2.000 km y transmitir un importante mensaje

videoinfo__video2.bles.com||29a92229b__

Ad will display in 09 seconds