Una historia triste de contar. Tessa Hansen-Smith tiene 21 años y desde los 10 le detectaron una enfermedad incurable. Esta muchacha que vive en California, EE. UU. es alérgica al agua, incluso a la que produce su propio cuerpo.

Hansen-Smith tiene sufre urticaria acuagénica, algo que le causa alergia cuando toca líquidos. Incluso, estos líquidos pueden ser el sudor y o sus propias lágrimas. La historia fue revelada por el diario Daily Mirror de Gran Bretaña.

Ante este padecimiento, la joven solo puede bañarse dos veces al mes. Mientras tanto, toma varios medicamentos que le permitan estar hidratada y suplan la ausencia de líquidos.

Aunque la enfermedad le fue detectada a los 10 años, ella junto a su familia creen que se presentó cuando tenía 8. Desde esa edad, Tessa comenzó a mostrar ronchas en su cuerpo después de cada baño, pero sus padres creyeron que era producto del p.h. de los jabones.

La situación es tan dramática que incluso sufre cortes en su lengua cuando toma agua. Los cuidados que debe tener son extremos, aunque intente llevar una vida con normalidad.

“Soy muy propensa al agotamiento por calor y debo evitar la actividad física. De hecho, me deben trasladar dentro del campus de la universidad porque, de lo contrario, me presentaría a clase con fiebre, migraña y erupciones en la piel”, afirmó al diario.

Fuente: Publimetro.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: El secreto de un medallista olímpico para recuperarse de sus lesiones y alcanzar el éxito

videoinfo__video2.bles.com||e06954b8c__

Ad will display in 09 seconds