“El reconocimiento no es solo en lo material, sino que los papás valoran mi trabajo”, destacó la maestra.

Los regalos a los profesores son algo común a final de curso o en una ocasión especial. Una cesta, dibujos y otros detalles son lo más frecuente, pero esta maestra argentina no olvidará nunca el regalo que recibió, pues fue mucho más que un simple obsequio.

Paula, profesora del Colegio San Antonio María de Gianelli (Rosario, Santa Fe, Argentina), no se esperaba recibir un presente, y mucho menos algo adelantado por el Día del Maestro, que en Argentina se celebra el 17 de septiembre. Pero aún se quedó más asombrada cuando lo abrió.

Era una caja blanca que contenía una tarta, pero esta llevaba una especie de globo en medio. La docente tiró de él y, de repente, vio que estaba atado a algo: una ristra de billetes de 1.000 pesos (unos 7 euros) plastificados y unidos unos a otros.

¿Es de verdad? ¿Es de verdad la plata?“, preguntó sin salir de su asombro. “No lo quiero romper”, añadió intentando sacarlos todos. Entonces comenzó a bailar de alegría, pero aún incrédula por si era dinero de verdad. “¡Gracias!”.

Paula estaba tremendamente agradecida, pero además, este no fue el único regalo, tal y como contó a Cadena 3 Argentina: “Fue una sorpresa. Entro con los chicos al aula y veo que en la puerta me estaban esperando las mamás. Me acerco y las veo con un paquete enorme, y arriba una cajita. Cuando la abro, me encuentro con un collar de plata grabado con mi nombre, y atrás decía ‘con amor, tus alumnos de segundo grado 2022′”.

Y cuando, pasó a la caja grande, su sorpresa fue aún mayor. “Los chicos estaban emocionados gritando ‘¡seño, eres millonaria, seño, eres rica!'”, aseguró. “Fue un regalo preparado por los papás lleno de amor. La verdad no me imaginaba esta sorpresa. Incluso los papás me dijeron que les parecía muy frío darme dinero en un sobre, y que era mucho más lindo de esa manera. Una sorpresa”.

El reconocimiento no es solo en lo material, sino que los papás valoran mi trabajo del día a día con los chicos. Se ve el amor de los chicos y las familias en este gesto. No solamente por la torta y el dinero, sino que también me llenaron de dibujitos, abrazos y besos”, declaró. “De este regalo no me olvido jamás”.

Fuente: 20minutos.es

Temas:

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.