Según lo dicho, Rubio lleva años batallando con este problema.

Un sacerdote español renunció luego de estar envuelto en polémica por protagonizar un video viral donde oficia una misa en un aparente estado de ebriedad.

Los hechos ocurrieron en la Parroquia Nuestra Señora de la Consolación, en el Municipio de Jaén, España, al término de la celebración de la comunión cuando el padre bebió del Cádiz y antes de terminar la oración soltó un eructo, feligreses que estaban presentes aseguran que fue producto de su estado de ebriedad.

El video fue publicado en Tiktok y rápidamente se hizo viral. Tras el incidente, el sacerdote, cuyo nombre real es Juan Rubio Fernández, renunció a su cargo y por medio de un comunicado de la arquidiócesis a la que pertenecía, pidió disculpas.

En el documento, Rubio aceptó que se encontraba bajo los efectos del alcohol y aseguró que se trata de un problema con de alcoholismo. El sacerdote dijo también que buscará entrar a un tratamiento para tratar esta adicción.

Video sorprende a la comunidad de Jaén

“Muestro mi decisión firme de ponerme en manos de profesionales que puedan ayudarme a superar la situación personal en la que me encuentro, confiando en que pueda restablecerse lo antes posible” expresó.

Según lo dicho, Rubio lleva años batallando con este problema. Lo sucedido tanto en la misa como en su confesión, tomó de sorpresa a toda la comunidad de Jaén pues el sacerdote también era un reconocido miembro de la sociedad y ex director de una revista.

Pido disculpas por el escándalo que este hecho haya podido causar, tanto a la feligresía de la parroquia a la que sirvo, como al Pueblo de Dios que haya podido verse ofendido por las imágenes que se han difundido” explicó el sacerdote a quien el obispo de Jaén ya le aceptó la renuncia

Fuente: elimparcial.com

 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.