Kevin Sweeney pudo memorizar la tabla periódica a la edad de seis años y sabía leer antes de comenzar la escuela primaria.

Un niño de 11 años ha logrado un puntaje de coeficiente intelectual más alto que Albert Einstein y Stephen Hawking.

Kevin Sweeney, que tiene autismo, pudo memorizar la tabla periódica a la edad de seis años y sabía leer antes de comenzar la escuela primaria.

El niño genio, que viajó a The Quaker Meeting House en Edimburgo para llevar a cabo la prueba, tiene un coeficiente intelectual de 162, lo que lo ubica entre el uno por ciento de las personas que lo logran.

Kevin, que fue el único niño que hizo el examen del 16 de julio, ahora se ubica por encima del físico teórico Stephen Hawking, cuyo coeficiente intelectual era de 160, y de Albert Einstein, quien aunque  nunca tomó el examen, se cree que es el mismo.

El amante de los cuestionarios, que disfruta viendo ‘Quién quiere ser millonario’, ‘The Chase’ y ‘Only Connect’, ahora ha sido invitado a unirse a Mensa, la sociedad de alto coeficiente intelectual más grande y antigua.

El orgulloso padre Eddie Sweeney, de 40 años, dijo cuánto significaba la noticia para Kevin, quien no pudo contener su emoción.

Kevin estaba corriendo por el jardín cuando obtuvo los resultados. Significó mucho más para él de lo que imaginamos”, dijo.

‘Esperamos que esto sea un gran impulso para él. La vida tiene sus desafíos para Kevin, y realmente queremos ayudar a maximizar su potencial y darle todas las oportunidades en la vida.’

Tanto Sweeney como la madre de Kevin, Laura, de 39 años, comentaron que siempre supieron que Kevin era un genio.

“Es increíble que estemos tan orgullosos y Kevin está en la luna”, dijo el padre de cuatro hijos de Lochgelly, Fife.

‘Obtuvo el puntaje máximo para alguien de su edad. No había otros niños en la prueba, eran todos adultos.

“Pensamos que podría sentirse abrumado por estar con todos los adultos, pero solo estaba charlando con todos diciendo “hola, soy Kevin”.

El Sr. Sweeney explicó que él y Laura hicieron el examen hace unos años por su amor por los cuestionarios, pero Kevin era demasiado joven para realizarlo a pesar de su entusiasmo por hacerlo.

Los padres de Kevin tienen la esperanza de que esto ahora pueda ayudar a abrir puertas para Kevin en el futuro.

“Estamos muy orgullosos como padres, siempre hemos sabido que era realmente inteligente. Siempre le decimos a la gente que es un genio, y no uso esa palabra a la ligera”, agregó el padre de Kevin.

El Sr. Sweeney, es un instructor de educación física en el servicio penitenciario, dijo que “le sorprende” lo que Kevin es capaz de hacer. “A los seis conocía la tabla periódica después de una semana y la gente lo ponía a prueba”, dijo.

“Le pedían un número y él les podía decir qué era, cuál era el símbolo y cuánto pesaba el elemento”.

Agregó que suelen ver programas en la televisión en donde participan algunas personas y les realizan preguntas para ganar algunos premisos.

El padre de Kevin incluso contó cómo su hijo acertó con la pregunta de 250 mil libras esterlinas sobre ‘Quién quiere ser millonario’ incluso antes de que dieran las opciones.

Sweeney agregó: “Cuando otro programa le preguntó sobre el costo de una tarifa de autobús en Harry Potter, insistió en que la respuesta que dieron fue incorrecta”.

“Subió las escaleras, encontró la página correcta en el libro correcto en segundos y demostró que tenía razón: la versión cinematográfica tenía un precio diferente”.

¿Qué es Mensa?

La sociedad de alto coeficiente intelectual con 145 mil miembros en todo el mundo

British Mensa tiene más de 20 mil miembros de todos los ámbitos de la vida con coeficientes intelectuales en el dos por ciento superior.

El adulto promedio tiene un coeficiente intelectual de 100, mientras que una puntuación superior a 140 se considera la de un genio.

El Cattell III B tiene 150 preguntas que evalúan la comprensión a través de pasajes de textos.

La puntuación máxima posible es 161 para adultos y 162 para menores de 18 años.

La única forma de unirse es demostrando su coeficiente intelectual.

Los miembros de Mensa utilizan la sociedad para compartir sus conocimientos e intereses con personas de ideas afines.

Fue fundada en 1946 en Oxford por Lancelot Lionel Ware, científico y abogado, y Roland Berrill, abogado australiano.

Fuente: elimparcial.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.