El pasado domingo, un hombre casi pierde la vida debido a una arriesgada maniobra por salvar unas botas a las que, visto lo visto, tenía gran aprecio.

Se trata de un lugareño de Yakutsk, una ciudad rusa en Siberia (Rusia), que se quedó atrapado detrás de una pared después de haber caído en un conducto de ventilación desde un décimo piso de un edificio de viviendas. Según reportan las agencias, el hombre cayó unos 28 metros hasta quedarse atascado cerca del primer piso.

Afortunadamente, el hombre consiguió salvar su vida porque el conducto de ventilación se iba estrechando hacia los pisos más bajos, lo que hizo que se redujera la velocidad de la caída.

Después, fue sacado del lugar por el equipo de rescate, a quien habían avisado los vecinos al oír los gritos del afectado, después de unas maniobras de rescate que incluyeron sierras eléctricas y martillos para echar abajo la pared.

Según los medios, la causa de la caída al vacío fue que el hombre estaba intentando sacar sus botas que habían caído en el conducto de ventilación.

videoinfo__video2.bles.com||2248581d0__

Ad will display in 09 seconds

Fuente: 20 minutos.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoinfo__video2.bles.com||a2a9491f3__

Ad will display in 09 seconds