El problema de perder peso (y mantenerlo) es que no hay soluciones únicas y rápidas.

Se necesita trabajo duro, dedicación y un cambio de estilo de vida serio para bajar los kilos de más y convertirse en un ser humano más saludable. Dicho esto, incluso hacer cambios sencillos puede suponer una gran pérdida de peso si se es constante, sino pregúntale a José Rodríguez.

El joven de Atlanta, Georgia, Estados Unidos, jugaba al fútbol americano en la escuela secundaria y estaba acostumbrado a ser más pesado que sus compañeros con 240 libras (108 kilos). Pero después de graduarse, tuvo un accidente en motocicleta y comenzó a experimentar depresión. Fue entonces cuando comenzó a aumentar de peso.

(Instagram / monster_elite)

José dice que no se dio cuenta de lo mucho que el peso estaba afectando su salud hasta 2014, cuando a los 20 años, un médico le dijo que probablemente no viviría más de uno o dos años. Para entonces, pesaba 505 libras (229 kilos). Esa fue su llamada de atención.

Sabía que si no actuaba pronto, no viviría más allá de los 20 años. Así que empezó a hacer pequeños y prácticos ajustes en su rutina diaria. Primero, José simplemente se movió más, caminaba alrededor del sofá, y luego alrededor de su casa. Cuando eso funcionó, comenzó a hacer mejoras en su dieta, como tomar refrescos dietéticos en lugar de los regulares y eliminar gradualmente los bocadillos que acostumbraba consumir.

(Instagram / monster_elite)

Luego comenzó a ir a un gimnasio con su hermano y su hermana. En solo un año, perdió 100 libras (45 kilos). Fue entonces cuando realmente comenzó a acelerar las cosas, centrándose más en el levantamiento de pesas y el ejercicio cardiovascular. También incorporó más proteína magra, granos enteros y verduras en su dieta, eliminando por completo los refrescos. Desde ese día en el consultorio del doctor, José ha perdido alrededor de 200 libras (90 kilos).

(Instagram / monster_elite)

Ahora se siente como una persona diferente y es mucho más feliz en su propia piel. Espera perder otras 100 libras (45 kilos). José atribuye su éxito al establecimiento de metas anuales y a seguir tres sencillos pasos:

1. Hacer un seguimiento de todo, incluyendo el ejercicio.

José registra todo lo que come en una aplicación, y también hace un seguimiento de su entrenamiento. Dice que ayuda mirar hacia atrás y reevaluar las cosas si alguna vez tienes problemas o te encuentras en una meseta. Además, te hace ser más consciente de lo que comes y de la cantidad de ejercicio que haces regularmente.

2. Dar un paso a la vez.

“Siempre digo que un progreso lento es mejor que no progresar”, dijo. “Un par de metros pronto se convirtieron en kilómetros… va a tomar tiempo chicos, ¡pero sigan avanzando!”.

3. Rodearse de gente que te apoye.

Fue una gran diferencia para José que su familia se uniera a él en su viaje. “Fue muy difícil para mí adquirir el hábito de ir al gimnasio. Estaba avergonzado en ese momento y tener a alguien a mi lado me ayudó mucho”, dijo.

(Instagram / monster_elite)

¡Un trabajo increíble, José! 

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Falun Dafa, conoce la historia de la disciplina milenaria china que ha cambiado al mundo entero

videoinfo__video2.bles.com||5ebb6979d__

Ad will display in 09 seconds