La Policía Nacional ha evitado in extremis el suicidio de un hombre de 46 años en la ciudad costera de Vigo, España, que había llamado por teléfono momentos antes a un allegado suyo para despedirse de él.

Según informa Faro de Vigo, los hechos ocurrieron este viernes por la tarde, cuando la Policía recibió una llamada a las 18:42 hora local, de una persona alertando de que el hombre le acababa de llamar para despedirse, comunicarle la intención de acabar con su vida y también le envió una foto.

Gracias a esa imagen, los agentes pudieron identificar un barco que se construye en los astilleros de Barreras y se dirigieron a la zona para evitar que el hombre acometiese su propósito.

Complicado rescate

Cuando los agentes llegaron al lugar encontraron al hombre atado de pies y manos y con una soga al cuello. Tras varios intentos, en vano, por calmarlo, el hombre saltó al mar, pero uno de los agentes logró agarrarlo antes por la capucha que llevaba.

En ese momento, el policía fue arrastrado hacia abajo por el peso del hombre, pero otros tres compañeros suyos pudieron evitar que cayese al sujetarlo por las piernas, según La Voz de Galicia.

No obstante, la situación se volvió más compleja todavía cuando la ropa por la que sujetaban al hombre se rompió y este quedó colgando por una de las cuerdas, que comenzaba a asfixiarlo. Por este motivo, ataron un salvavidas al cuerpo del hombre y cortaron la cuerda que le presionaba para que cayese al mar junto a uno de los agentes.

Finalmente, el hombre fue rescatado del agua por la Policía, que lo llevó a un lugar más seguro y una ambulancia se desplazó hasta el punto para atender al varón.

Fuente: 20 minutos.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: El secreto de un medallista olímpico para recuperarse de sus lesiones y alcanzar el éxito

videoinfo__video2.bles.com||e06954b8c__

Ad will display in 09 seconds