Un perro provisto de un bozal para evitar que coma todo lo que ve, se ha vengado comiéndoselo.

Andrew y Teri Gumpert hicieron que Dexter, el cachorro spaniel de 18 meses de edad, usara el arnés de cuero después de que el animal devorara los artículos, incluyendo un par de medias de red según relató Daily Mail.

Pero el plan salió mal cuando lo masticó y se lo tragó.

El Sr. Gumpert dijo: “Todo comenzó con él comiendo el contenido de uno de los cajones de la ropa de mi hija hace un año y ha continuado desde entonces”.

“Le pusimos un bozal, pero parece que el tío Casper -nuestro spaniel mayor- lo ayudó a aflojarlo hasta el punto de que Dexter pudiera meterle los dientes y se lo comió”.

“Esperamos que sea un cachorro juguetón y que al final se le pase, ya que por el momento no podemos quitarle los ojos de encima ni un minuto”.

“Es un perro hermoso y cariñoso, pero también es muy travieso”.

El veterinario Sebastian Griffin, de Surrey, ha tenido que operar cuatro veces a Dexter para quitarle las cosas que ha comido.

Incluyen una pelota de tenis, un par de medias de red de mujer, chocolate, cinta adhesiva, virutas de madera, un coletero, una bolsa de plástico y uno de sus propios juguetes.

El Sr. Griffin, de Vet4Life en Teddington, dijo: “En cuatro ocasiones, Dexter requirió una celiotomía exploratoria, que es cuando se hace una gran incisión en la barriga para identificar todos los órganos del cuerpo.

(Captura de video: NY Daily News/Youtube)

Una vez que se localizan los cuerpos extraños, se hace una incisión en los intestinos, se extrae el cuerpo extraño y luego se suturan los intestinos.

Todos los demás órganos se revisan antes de cerrar y colocar los puntos de sutura. En otras ocasiones, como cuando se comió 12 chocolates, que podrían haber sido fatales, la mejor manera de tratar a Dexter era ‘enfermarlo’.

Se trataba de una inyección para inducir el vómito. “Por supuesto, esto nunca es agradable para un perro, pero es extremadamente efectivo”.

Dijo que los perros jóvenes a menudo comen cosas que no deberían, pero Dexter parece que lo hace más que la mayoría.

“Hacer cuatro cirugías exploratorias en un perro es ciertamente inusual”, continuó.

“Sus dueños le pusieron un bozal para que dejara de comer, pero desafortunadamente él también se lo comió”.

Te puede interesar: El secreto de un medallista olímpico para recuperarse de sus lesiones y alcanzar el éxito

videoinfo__video2.bles.com||e06954b8c__

Ad will display in 09 seconds