Los llamados toros “bravos” o toros de lidia son los que se utilizan para las corridas de toros y, en teoría, cumplen unas características determinadas que incluyen una gran agresividad e instinto de defensa.

Es una de las excusas para poder argumentar que dicha festividad es un combate “igualado” entre un animal asustado y maltratado y un hombre con un estoque.

Por lo tanto, cabría esperar una reacción peligrosa cuando uno de estos animales tiene cerca un pequeño bebé humano rondándole. ¿No?

Pero, para sorpresa de muchos, la reacción del animal es bastante inesperada, ya que en ningún momento hace un gesto que se pueda interpretar como defensivo y agresivo. Y es que este animal, como la mayoría, no tiene en su naturaleza la intención de hacer daño, y sólo embiste si se siente amenazado él o su manada.

Por ello, este video es un gran argumento para decir una vez más que ya basta de “celebraciones” y “fiestas” que incluyan el maltrato animal.

videoinfo__video2.bles.com||2ea8d4d4e__

Ad will display in 09 seconds

Fuente de video: Schnauzi / Youtube.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoinfo__video2.bles.com||a2a9491f3__

Ad will display in 09 seconds