Un novio intrépido pasó la mayor parte de un mes proponiéndole en secreto a su novia, antes de finalmente hacerle la pregunta directamente después de que ella no se diera cuenta.

Edi Okoro, de treinta años, de Hertfordshire, Inglaterra, compró un anillo de diamantes a principios de este año con el fin de dárselo a su novia, Cally Read, de 28 años.

Sin embargo, decidió que quería hacer algo un poco más emocionante que simplemente ofrecérselo y ver lo que ella decía.

[Le sirvieron una taza de café y luego se dio cuenta que tenía escrito ‘Hipopótamo’]

Entonces, tomó un montón de fotos secretas de sí mismo sosteniendo el anillo en presencia de su prometida para ver si ella se daba cuenta.

Crédito: Edi Okoro

Ella no se llegó a dar cuenta, pero él finalmente le hizo la pregunta y, afortunadamente, después de todo este esfuerzo, ella dijo que sí.

Edi le dijo a MailOnline: “Aquellos que han pasado por esto (y aquellos que pronto lo harán), tú quieres proponer de una manera que hable de ti como persona y pareja”.

“Algunos planean un flash mob, una comida elegante o incluso organizan un cartel de cásate conmigo. No pude hacer esto porque ‘Edi no planea’… Soy un improvisador espontáneo”.

Cally no tenía idea cuando Edi tomó fotos indiscretas con el anillo de compromiso. Crédito: Edi Okoro

Sabiendo que Cally caería en cuenta si él comenzaba a planear algo, intentó algo diferente, con un efecto diferente.

Él comentó: “Debido a esto, me llevé el anillo a todas partes con la esperanza de que el ‘momento’ surgiera de acuerdo con mi estilo espontáneo”.

“Después de un mes de esperar el momento adecuado, estaba sentado en el sofá admirando ‘mi precioso’ (sí, me sentí muy apegado a este anillo)”.

Los planes de Edi se habrían arruinado si Cally se hubiera despertado. Crédito: Edi Okoro

“Cally casi me descubre mirando el anillo. Todas estas oportunidades perdidas se mezclaron con la idea: Cally no sabe que tengo el anillo. Debería comenzar a documentar estos momentos”.

Finalmente, las posiciones en las que conseguiría el anillo comenzaron a aumentar.

Continuó: “La idea era tomar tantas fotos, en escenarios más atrevidos, hasta que encontrara el momento perfecto para proponerle o hasta que me descubriera, momento en el que le propondría”.

Las fotos de Edi con el anillo se volvieron cada vez más atrevidas. Crédito: Edi Okoro

Eso incluyó esconderlo a plena vista e incluso ponerle el anillo en la mano mientras dormía.

Finalmente, aunque el método exacto sigue siendo un secreto, él le propuso matrimonio y ella aceptó. Compartió una foto del anillo cuando había llegado a su destino final: en el dedo de su amada.

Crédito: Edi Okoro

Tendremos que esperar para descubrir cómo fue la eventual propuesta, pero Edi aseguró a todos que fue “una historia muy buena”.

Sigue leyendo:

. El estudiante de odontología cuyo padre tiene síndrome de Down: “Estoy muy orgulloso de él”.

. El emotivo momento en el que un niño sin brazos ni piernas camina por primera vez.

. Le prohibieron volver a pedir comida chatarra y terminó perdiendo 120 kilos en 11 meses.

Le puede interesar:

La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoinfo__video2.bles.com||a2a9491f3__

Categorías: Tendencias