Esta es la historia de una mujer que planeaba dar a luz en casa, pero rompió fuente a principios de la 36ª semana. Fue al hospital, y luego entró en trabajo de parto durante 40 horas. Justo cuando pensó que había terminado, los médicos le dijeron que siguiera empujando.

Durante un fin de semana del Día del Trabajo, Nicole Ziesemer de Fremont, Michigan, le dijo a su esposo Matt que estaba embarazada dándole “una camisa que decía que era el mejor padre del mundo”.

Este fue el primer hijo de la pareja, y sabían que querían un parto natural y dar a luz en casa.

“Decidimos no hacer un ultrasonido, tan poca intervención como fuera posible”, le dijo Matt a WZZM.

Es así que el nacimiento de su segundo hijo sorprendió a todos, incluida Nicole. “Mi primer pensamiento después de dar a luz al segundo bebé fue ¡oh rayos! necesitamos una segunda cuna, un segundo asiento para el auto, un segundo todo”, dijo.

Aunque la experiencia fue una montaña rusa para la pareja, terminó feliz para todos. Matt puso una actualización en su página de Facebook que los niños fueron dados de alta del hospital y ahora está en casa. Todo el mundo es feliz y saludable, que es lo que más importa.

Mira el video a continuación para conocer todo acerca de esta increíble historia.

videoinfo__video2.bles.com||c85733913__

Fuente de video: HISTORIAS / Youtube.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoinfo__video2.bles.com||a2a9491f3__

Categorías: Tendencias