Cuando Freddy Wetherley fue diagnosticado con una rara enfermedad, los médicos le dijeron a sus devastados padres que estaba plagado de cáncer desde la “nariz hasta las rodillas”.

Su madre, Alice Phillips, de 25 años, y su padre, Ricky Wetherley, de 27, no pensaron que el niño de cinco años saldría adelante.

Pero después de un tratamiento intensivo, que incluyó cirugía, quimioterapia y un trasplante de células madre, finalmente está en remisión y a punto de comenzar la escuela por primera vez, según informa KVUE.

[Una niña de 2 años gritaba de agonía cuando el novio de su madre la torturó, violó y asesinó]

El neuroblastoma es un tipo raro de cáncer que afecta más comúnmente a los bebés y a los niños pequeños. Afecta a unos 100 niños al año en el Reino Unido, pero aún se desconoce la causa.

La enfermedad se desarrolla a partir de células nerviosas conocidas como neuroblastos que quedan del desarrollo del niño en el útero. A menudo comienza en las glándulas suprarrenales, ubicadas por encima de los riñones.

[El momento en que un mono bebé tiembla de miedo al ser utilizado en un laboratorio británico]

Los síntomas pueden incluir hinchazón y dolor en la barriga, dificultad para respirar y tragar, fatiga, dolor de huesos y movimientos espasmódicos de los ojos y los músculos.

Los escáneres corporales en este artículo muestran la gravedad de su estado. Phillips, que vive en Grays, Essex, Inglaterra, dijo: “Pudimos ver el cáncer por todo su cuerpo, parecía imposible que sobreviviera”.

“Pero lo ha hecho maravillosamente bien y estamos muy orgullosos de él”.

Freddy fue diagnosticado con neuroblastoma en agosto del año pasado.

Phillips afirmó: “Siempre había sido un niño muy saludable y casi nunca se enfermaba. Luego empezó a quejarse de que le dolían las piernas, pero al principio no le dimos mucha importancia. Pensamos que tenía un virus. Nunca imaginamos que podría ser algo tan serio como cáncer”.

“Entonces empezó a decir que no quería ir a pasear por el parque de atracciones porque le dolían las piernas. Así que lo llevamos a los médicos y luego al hospital”.

Las áreas más oscuras son las manchas de cáncer.

En la sala de urgencias local, los médicos le hicieron un escáner y descubrieron que Freddy tenía un tumor en el estómago.

Fue derivado al Great Ormond Street Hospital de Londres, donde se realizaron más pruebas y biopsias del tumor y el 16 de agosto se le diagnosticó neuroblastoma.

Phillips dijo: “Cuando nos dijeron lo que Freddy tenía, fue devastador. No podíamos creerlo”. Inmediatamente comenzó con 70 días de quimioterapia y luego se sometió a un trasplante de células madre en Navidad. En febrero le hicieron una cirugía para extirpar el tumor.

La madre explicó: “Estaba enfermo y exhausto durante el tratamiento, pero ha manejado todo muy bien. Pasó mucho tiempo en Facetime con su hermana Freya, que tiene dos años, y eso realmente lo ayudó. Tenía muchas ganas de hablar con ella todos los días”.

En mayo, a Freddy finalmente le dieron el visto bueno. Phillips dijo: “Ya recuperó gran parte de su energía. Espera con ansias empezar la escuela la semana que viene y no podemos creerlo. Cuando vimos por primera vez ese escáner corporal, no creímos que hubiera mucha esperanza”.

“Él realmente es nuestro pequeño milagro”.

Sigue leyendo:

. La hija de Paul Walker preocupa a sus seguidores por su extrema delgadez.

. Dejó a sus hijos de 3 y 7 años encerrados en una camioneta y se fue a bailar.

. Dictan cadena perpetua para un hombre acusado de vender fentanilo a más de 50 estados desde el sótano.

Le puede interesar:

“Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Categorías: Tendencias