La mayoría de los padres quieren que sus hijos se conviertan en personas felices y decentes que se preocupen por los demás.

Es por eso que para el padre canadiense Mike Zegil, uno de sus momentos de mayor orgullo como padre fue durante un partido de hockey en 2014. Su hija de 4 años, Amara, era la jugadora más pequeña del equipo de hockey de Gore Bay Tyke, perocon el corazón más grande, informa InspireMore.

Amara y sus compañeras de equipo jugaban en su estadio local de la isla de Manitoulin, Ontario, cuando una de sus rivales de Manitowaning se resbaló y cayó al hielo. Por pura casualidad, tanto Amara como la otra niña, Arabella de 3 años, llevaban el número 12 en sus camisetas.

Ninguno de los jugadores se detuvo a ayudar a Arabella, solo pasaban por delante de ella. Pero mientras Mike filmaba el juego, notó que su hija se acercaba a la chica caída.

Amara le ofreció su mano, la cual la niña agarró para poder levantarse. Conmovido, Mike subió el material a YouTube, donde la adorable demostración de deportividad se hizo viral. Muchos comentaron que era la cosa más linda y dulce que habían visto. 

amara helps arabella

YouTube – Mike Zegil

Y Amara no solo se ganó los elogios de su padre por el gesto, sino que fue honrada por todo el equipo. Pero Mike dice que no puede atribuirse todo el mérito de la amabilidad de su hija: sus entrenadores también desempeñaron un papel importante.

“Mi hija fue premiada como la mejor jugadora del partido por lo que ocurrió en el video”, escribió Mike. “Me gustaría agradecer a sus entrenadores, Clayton Best, Darren Nodecker, Chad Chevrette y Shane Ingram, por ayudar a inculcar este tipo de valores en los jugadores”.

videoinfo__video2.bles.com||f14f3f049__

Ad will display in 09 seconds

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Falun Dafa, conoce la historia de la disciplina milenaria china que ha cambiado al mundo entero

videoinfo__video2.bles.com||5ebb6979d__

Ad will display in 09 seconds