Cuando Jade Devis fue diagnosticada con una forma rara de cáncer de mama durante el primer trimestre de su embarazo, se le advirtió que tenía por delante un camino difícil y peligroso.

Después de la cirugía, la quimioterapia y cuatro meses de preocupación, Devis, de 36 años, dio a luz en julio a su “hijo milagroso”, Bradley. Y la propia Devis ha respondido muy bien al tratamiento de su cáncer agresivo.

“Devis termina su última ronda de terapia de infusión a finales de noviembre, pero está agradecida de tener a su hijo”, dijeron en una declaración escrita funcionarios del Centro Oncológico de la Universidad de Loma Linda, Estados Unidos, donde se sometió al tratamiento. “Sus médicos están seguros de que estará libre de cáncer al final de su tratamiento”.

[Su hijo de 9 años murió de cáncer, ellos no soportaron el dolor y se suicidaron]

Una tomografía realizada a finales del mes pasado no mostró signos de que el cáncer se haya propagado, dijeron las autoridades del hospital.

El viaje no ha sido fácil, dijo la madre.

“Es surrealista recordar que mi embarazo tenía un elemento de miedo extraordinario”, dijo Devis. “Me siento bendecida cuando miro a mi hijo, y no puedo pedir más que eso”.

Devis explicó que notó un bulto en su pecho en marzo. Inicialmente le dijeron que era probable que fuera un síntoma de embarazo, pero persistió y pidió una biopsia. Pronto se le diagnosticó una de las formas más raras de la enfermedad: cáncer de mama triple negativo en estadio 2.

[El divertido festejo de un padre y su hijo con síndrome de Down tras estar 11 meses libre de cáncer]

Sin garantías de que los tratamientos para salvar su vida no interfirieran con el embarazo, Devis dijo que al principio no sabía cómo sentirse.

“Fue entonces cuando algo se despertó dentro de mí”, dijo. “Quería quedarme con mi bebé porque no permitiría que un extraño me dijera el destino de mi hijo”. Fue entonces cuando buscó tratamiento en Loma Linda.

“Su corazón latía. Podía sentirlo por dentro. Él estaba peleando, así que yo también tuve que pelear”, dijo la mamá.

Devis se sometió a una tumorectomía, lo que planteó riesgos para su bebé, así como a múltiples rondas de quimioterapia en el Centro de Cáncer de la Universidad de Loma Linda.

“Pasar por la quimioterapia es difícil para cualquiera, y hacemos todo lo posible para apoyar a nuestros pacientes en todo lo que podemos en el Centro Oncológico de la Universidad de Loma Linda”, señaló el médico de Devis, especialista en cáncer de mama Gayathri Nagaraj.

“En la situación de Jade teníamos que ser doblemente cautelosos y estar alerta para garantizar la seguridad del paciente y del bebé. Estoy muy contento de trabajar con un equipo increíble que se unió para hacer esto posible”.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Sigue leyendo:

. Su hijo de 9 años murió de cáncer, ellos no soportaron el dolor y se suicidaron.

. El divertido festejo de un padre y su hijo con síndrome de Down tras estar 11 meses libre de cáncer.

. “Se fue de mis brazos”: Se quitó la vida una joven de 15 años víctima de la trata sexual.

Te puede interesar: El secreto de un medallista olímpico para recuperarse de sus lesiones y alcanzar el éxito

videoinfo__video2.bles.com||e06954b8c__

Categorías: Tendencias

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante a la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.