Una lamentable muerte por presunta negligencia médica se produjo en un hospital ruso de Ulyanovsk en abril de 2018, luego que los especialistas médicos suministraran Formalina (compuesto para embalsamar cuerpos) en vez de una solución salina en el cuerpo de Ekaterina Fedyaeva (27), quien se había sometido a una cirugía de rutina.

La joven se recuperaba de su operación cuando le colocaron un gotero con la sustancia, que sirve para preservar los cuerpos una vez que la persona ha fallecido. Esta situación la tuvo en estado de coma y convulsionando por 2 días.

Los médicos del recinto notaron tarde su error y enviaron a su paciente hacia la ciudad de Moscú, donde debía recibir tratamiento para salvarle la vida. Sin embargo, falleció en la capital rusa.

Según describió el diario británico The Sun, la madre de Ekaterina, Galina Baryshnikova, indicó que esto se trató de un simple asesinato, ya que el tratamiento que recibió no fue el indicado.

“Las personas que realizaron la cirugía ya sabían que infundían algo incorrecto. Necesitaban tomar algunas medidas urgentes, pero no hicieron nada”, detalló.

Galina describió que, cuando supo que su hija no estaba bien, pidió a los médicos que hicieran algo para que se recuperara. “Creo que lo único que querían ellos era que yo me fuera a mi casa y me olvidara de todo”, señaló.

Sin embargo, la situación de Ekaterina empeoró durante esa noche, ya que convulsionaba y sentía fuertes dolores en su estómago. “Por 14 horas, después de la cirugía, ella vivió con formalina en su cuerpo y ellos no hicieron nada”, detalló.

Entonces, la madre buscó a los doctores del hospital para que le dieran una explicación sobre el error que habían cometido, pero nadie le entregó una respuesta satisfactoria.

En ese momento apareció la médica jefa del recinto asistencial, quien le contó que había existido un problema médico, el cual tenía a su hija en coma y conectada a un ventilador artificial.

Tras eso, la afectada fue trasladada a una clínica en Moscú, donde los doctores utilizaron hasta 52 tipos de drogas diferentes para salvarle la vida, pero sus esfuerzos fueron en vano. Ekaterina Fedyaeva murió el pasado 2 de abril.

Hasta el momento no se conoce qué acciones tomará la familia Fedyaeva en contra del hospital de su ciudad, pero el primer comentario de Galina Baryshnikova tras el hecho fue que se trató de una “negligencia”.

Cabe señalar que la formalina es utilizada en el ámbito hospitalario, sobre todo en los servicios de anatomía patológica, para la conservación y fijación de tejidos; esto se debe en parte a la capacidad bactericida y fungicida del formaldehído y también a su capacidad de fijar adecuadamente los tejidos en parafina.

Fuente: BioBioChile.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Informe especial: ‘Bodies’, la macabra exposición de cadáveres plastinados

videoinfo__video2.bles.com||6c0e23ceb__

Categorías: Tendencias