Llegar a casa y ver que tu perro ha mordido una de tus pertenencias puede ser una experiencia terrible. Probablemente no solo gastaste mucho dinero en eso, sino que ahora tienes que gastarlo de nuevo para reemplazarlo, y es probable que tu perro nunca haya aprendido realmente la lección.

Pero hay un límite de enojo que la dueña de una perra puede sentir cuando llega a casa y encuentra a su perrita, Chloe, masticando su lápiz labial favorito. Es un tono rosado tan brillante, así que no hay forma de que ella pueda ocultar la evidencia. Chloe no parece entender realmente por qué su dueña está molesta, pero se aleja del tubo destruido para realmente asimilar lo que le está diciendo.

Puede haber sido un bocadillo delicioso, pero hay cosas más importantes que llenar el estómago. Al menos le queda bien ese tono…

¡Echa un vistazo a este vídeo!

videoinfo__video2.bles.com||660b4ab92__

Ad will display in 09 seconds

Fuente de video: SEBAS MASPONS / Youtube.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: El secreto de un medallista olímpico para recuperarse de sus lesiones y alcanzar el éxito

videoinfo__video2.bles.com||e06954b8c__

Ad will display in 09 seconds