Una pareja de ancianos encontró una perrita gravemente demacrada y preñada, inmóvil en la calle. Esta es una historia sobre el amor y la lealtad.

La cachorra llamada Negrita, fue descubierto por una pareja de ancianos de Rivadavia, Argentina. Ellos sintieron pena por la perra que estaba desnutrida, demacrada severamente además de embarazada.

No pudiendo hacer nada al respecto, la futura madre simplemente se quedó allí en la calle sin moverse ni un centímetro.

La pareja la trajo a casa y le brindó la ayuda médica que tanto necesitaba. Mostraron su amor y amabilidad y la hicieron sentir como el animal más importante del mundo. Una vez que ella dio a luz a una camada de cachorros dulces, los ancianos también cuidaron mucho de las crías.

Sin embargo, eran mayores, por lo que sentían que ya no podían mantener a los perros por más tiempo. Hicieron todo lo posible por encontrarle a cada perro una familia que los amara de la forma en que ellos lo hicieron.

Los cachorros llegaron a sus nuevos hogares de manera segura, pero no Negrita. Ella se perdió durante el transporte a su nuevo hogar y no se sabía su paradero.

Un par de días después, sucedió algo increíblemente sorprendente. La pareja vio una cara familiar mirando a su puerta. La pobre Negrita caminó 160 kilómetros para regresar con las personas que la salvaron.

Sus patas estaban llenas de llagas y le faltaba fuerza, pero estaba feliz de estar en casa otra vez. Ella recibió mucha agua, algo de comer, y luego tomó una siesta muy larga para volver a recuperarse.

Sus dueños prometieron no dejarla nunca más.

Fuente: weloveanimals.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: El anciano que usó 9 pares de zapatos para caminar 2.000 km y transmitir un importante mensaje

videoinfo__video2.bles.com||29a92229b__

Ad will display in 09 seconds