Es la sanción más alta que la Administración Federal de Aviación ha impuesto hasta la fecha.

Los pasajeros del vuelo 1774 de American Airlines del pasado 6 de julio se llevaron un buen susto cuando, desde sus asientos, vieron cómo la tripulación se veía obligada a amordazar a una pasajera por intentar, supuestamente, abrir una de las puertas del avión.

Ahora, la mujer se enfrenta a una multa de 81.950 dólares, la más alta que la Administración Federal de Aviación había impuesto hasta la fecha.

Según ha informado este jueves el periódico New York Post tras ponerse en contacto con la aerolínea, la mujer agredió y mordió a una azafata después de que tratara de “abrir la puerta de embarque delantera”. “Fue frenada” por la seguridad, otros pasajeros y la tripulación.

Tal y como pudo verse en el vídeo viral que el usuario de TikTok lol.ariee publicó el pasado verano, la pasajera fue atada a su asiento con cinta adhesiva durante el viaje de Dallas a Charlotte, en Carolina del Norte.

En la grabación se comprobaba cómo la mujer llamaba a quienes pasaban por su lado al grito de “¡Tú! ¡Tú! ¡Tú!”. “Tuvo un arrebato y tenía ganas de bajarse del avión”, llegó a contar el usuario de TikTok, que añadió: “Ella decía: ‘Necesito bajarme de este avión’, y subió a las salidas y comenzó a golpear las puertas, diciendo: ‘¡Tienes que dejarme bajar de este avión!'”.

Esto provocó el caos entre los pasajeros, que, asustados, cerraron las puertas de los baños y sacaron bolsas de los compartimentos superiores antes de que el piloto pidiera que permaneciera todo el mundo sentado. El vuelo se retrasó tres horas.

Fuente: 20minutos.es

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.