Ha muerto una perra en la localidad argentina de Esquel a causa de un ataque que sufrió causado por la pirotecnia, al no poder soportar el estruendo de los petardos y fuegos artificiales.

Los animales sufren siempre en este tipo de situaciones ya que sus oídos captan los sonidos tres veces más fuertes que los humanos.

Los dueños del canino, que contestaba al nombre de ‘Magui’, han denunciado en redes sociales el uso de la pirotecna así como la pasividad de los veterinarios que no hicieron nada por ayudar a calmar a su mascota, que ya era mayor y le aterraba la pirotecnia.

Antonella Modasjazh, su dueña, se sumó así a la campaña en contra de la pirotecnia llevada a cabo por la organización en defensa de los animales ‘Adoptá-Esterilizá-Educá’ (ADAE), que decidió difundir su caso.

Modasjazh, relata el momento en el que su perrita padecía un enorme dolor causado por los sonidos de los artefactos pirotécnicos.

A pesar de que tanto ella, como su hijo llamaron a “todos los veterinarios de Esquel” para que les ayudara y cuenta indignada que ninguno les atendió.

La organización ADAE ha compartido su caso para recordar el dolor que este tipo de sonidos les produce a los perros, ya que su capacidad auditiva es tres veces mayor que la de los humanos.

En solidarización con la familia, han organizado también una marcha para protestar en contra de la pirotecnia, y han manifestado su “repudio a quienes causaron este dolor”.

Fuente: 20minutos.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds