Pierrick Seybald es intrépido en su búsqueda por acercarse a uno de los mayores depredadores marinos de la naturaleza, del que se dice que es el segundo, después del gran tiburón blanco.

De hecho, el submarinista de 34 años se ha ganado la vida llevando a otros a nadar en el profundo mar azul de las aguas de la Polinesia Francesa junto a la temible criatura marina conocida como tiburón tigre.

Llamado así por sus rayas oscuras, que se encuentran principalmente en la población más joven, los tiburones tigre son grandes depredadores que tienen una bien ganada reputación por sus ataques a las personas.

videoinfo__video2.bles.com||8e6f13da7__

Ad will display in 09 seconds

Sin embargo, tal y como se indica en la revista National Geographic, debido a que estas criaturas no tienen un paladar muy exigente, a diferencia del gran tiburón blanco, es menos probable que se suelte una vez que ha mordido a una persona.

Para este buceador de Moorea, nadar con los tiburones es su típico día de trabajo.

Las impresionantes imágenes del hombre, apodado el ‘susurrador de tiburones’ muestran como el submarinista de la Polinesia Francesa dirige a los gigantescos tiburones tigre, con el suave toque de su mano, en las aguas de las Islas Tuamotu.

Las imágenes, tomadas por el fotógrafo Cam Grant, retratan la belleza de la naturaleza en las que muestran al Sr. Seybald, propietario de MoanaMoana Tours, nadando sin miedo entre los hambrientos animales.

Y mientras nada de cerca, varios tiburones abren sus grandes bocas y exponen sus enormes dientes, en un claro signo de dominio.

Pero el Sr. Seybald dijo que los encuentros no representaban ninguna amenaza, si uno sabía lo que estaba haciendo.

“Soy un buceador y me dedico a alimentar a los tiburones en áreas específicas para atraer a los tiburones y proporcionar una gran experiencia a mis huéspedes”, decía.

“A veces puedes tener más de 10 tiburones tigre en el agua compitiendo por la comida y a menudo vienen a desafiarte. Ningún principiante o huésped puede ir allí, solo buzos muy experimentados”.

El buceador dijo que cuando un tiburón abre la boca, esto era más un gesto simbólico que una inminente advertencia de que la criatura estaba a punto de atacar.

Aunque dijo que era una señal de la que había que desconfiar.

“Cuando estos grandes tiburones tigre hembra vienen a desafiarme abriendo la boca tengo que estar listo para controlarlos o redirigirlos”.

“No quieren atacarme realmente y solo quieren mostrarme su dominio. Si un tiburón realmente quisiera atacarme, créeme, no estaría aquí hoy”.

El experimentado buceador dijo que tenía varios trucos a mano para calmarlos después que los animales quieren mostrar su dominio.

“A menudo los calmo estimulando las ampollas de Lorenzini con mi mano. A eso le llamamos la inmovilidad tónica y usamos ese método para quitar los anzuelos que les pusieron los pescadores”.

El Sr. Seybald dijo que las criaturas eran parte del ecosistema marino y que era importante cambiar la percepción negativa que muchas personas tenían en torno a los tiburones.

“Tenemos que reemplazar la pesca de tiburón por una actividad de ecoturismo que aporte más dinero y preserve a los tiburones”, dijo.

Explicó que el área alrededor de las Islas Tuamotu era el lugar ideal para estudiar el comportamiento de la población del tiburón tigre.

“Con mi negocio de ecoturismo MooreaMoanaTours muestro a mis huéspedes lo increíble que es observarlos y nadar con ellos. Después de esto, su miedo a menudo desaparece y su idea de los tiburones cambia totalmente”.

“Con nuestra fundación Ma o Mana Foundation ayudamos a la investigación, educamos a los niños y a los pescadores sobre la importancia de los tiburones para el ecosistema marino”.

“Quiero que la gente ame a los tiburones, que los proteja, que nade con ellos y que les muestre que un tiburón sigue siendo un tiburón”.

Te puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoinfo__video2.bles.com||a2a9491f3__

Ad will display in 09 seconds