Hay muchas historias de animales héroes que protegen a los seres humanos y a sus descendientes. Recientemente, un perro llamado Max, en Australia, cuidó a su amada compañera de tres años cuando ella se alejó de su casa.

Cuando la pequeña Aurora se alejó de la casa de su abuela, no se fue sola. Max la siguió y se quedó con ella todo el tiempo.

Un viernes por la tarde, Aurora fue reportada como desaparecida. En una primera búsqueda en las colinas y bosques que rodean la zona no se encontraron rastros de Aurora. Y entonces empezó a llover.

La búsqueda comenzó de nuevo el sábado por la mañana, y fue a las 8:00 a.m. cuando encontraron a Aurora siendo cuidadosamente vigilada por Max.

La abuela de la niña, Leisa Bennett, escuchó a Aurora débilmente desde la cima de una montaña a unos dos kilómetros de la casa.

“Primero encontró al perro. Max la llevó hasta Aurora”, dijo el compañero de Leisa.

Leisa dijo que fue una reunión emotiva con “muchas lágrimas”.

“Cuando la oí gritar ‘abuela’ supe que era ella”, dijo. “Subí la montaña corriendo y cuando llegué a la cima, el perro vino a mí y me llevó directamente hacia donde estaba ella”.

Teniendo en cuenta la zona y el mal clima, es un milagro que hayan sido encontrados.

(Foto: Servicio de policía de Queensland/Facebook)

Sorprendentemente, Aurora estaba en excelentes condiciones. Tenía algunos moretones y cortes menores, pero eso es todo.

Un final feliz para esta familia. Es hermoso ver el amor y la lealtad de los animales como Max. Por su lealtad, fue nombrado perro policía honorario. Nunca lo sabrá, por supuesto. Todo lo que sabe es que lo haría todo de nuevo para proteger a la niña que ama.

Fuente: elPeriódico.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Los 36 occidentales que viajaron a China a defender su fe

videoinfo__video2.bles.com||aa0e691de__

Ad will display in 09 seconds