De vez en cuando, los espectadores de America’s Got Talent hacen cosas inesperadas. Nadie podría haber adivinado lo que estaba a punto de suceder cuando tres hombres mayores vestidos de vaqueros subieron al escenario una noche.

Estos hombres eran los Masqueraders. Han estado juntos durante más de 50 años, y esto no les impidió actuar ante una multitud de millones de personas en 2018. Como dijo uno de ellos a los jueces, “nunca dejen de soñar”.

Realizaron una interpretación de “A Change is Gonna Come” de Sam Cooke. La canción salió en 1964, y a pesar de su lugar en el Salón de la Fama de los Grammy, habría sido mucho más seguro para ellos cantar algo con lo que el público estuviera familiarizado.

Captura de YouTube/Talent Recap

El lado agridulce de esta historia es que los Masqueraders nunca llegaron muy lejos. Tuvieron un éxito en 1968 titulado “I Ain’t Got to Love Nobody Else”.

Su interpretación fue perfecta desde las primeras palabras, cautivando a toda la audiencia y especialmente a Simon. Él comenzó a hacer movimientos con su mano como si fuera el director de orquesta, y eventualmente perdió el control de sus gesticulaciones, canalizando la música a través de su cuerpo.

Tyra Banks estaba desbordando de alegría, y el resto de los jueces quedaron completamente impresionados. Los Masqueraders se ganaron una merecida ovación de pie de la multitud.

videoinfo__video2.bles.com||c3d1333cd__

Ad will display in 09 seconds

Fuente de video: Youtube /Talent Recap.

De:apost

Te puede interesar: Los 36 occidentales que viajaron a China a defender su fe

videoinfo__video2.bles.com||aa0e691de__

Ad will display in 09 seconds