El 26590, ese ha sido el premio Gordo del Sorteo Extraordinario de Navidad que ha desatado la euforia este domingo entre los vecinos de la localidad alicantina de San Vicente del Raspeig. Entre los agraciados del sorteo, la reportera de TVE Natalia Escudero, que ha acudido a cubrir la alegría de los premiados y que se ha dejado contagiar por el entusiasmo y ha contado que le ha tocado “un pellizco”.

“¿La culpa de quién? ¿La culpa de quién?”, ha jaleado la redactora a los presentes en el Bar Pepe, que ha repartido 40 décimos y 16 millones del primer premio. La respuesta: Basilio, el dueño del local, cuyo nombre han coreado los vencedores con la periodista, desatada, al frente.

“No se lo digas a nadie”, ha dicho la reportera a los presentadores ‘La Mañana’ de TVE cuando ha confesado que ella también tenía un décimo premiado y, desaforada, ha advertido a la directora del programa que al día siguiente no acudiría a trabajar. ¿Qué van a hacer con el dinero?”, preguntaba ella, para después añadir: “Oye, que yo tengo un décimo, que esto no es broma, que yo hago muchos sucesos. Cuando vine aquí compré uno, pero no se lo digas a nadie, ¡eh!”. “Mañana no voy. Natalia, no trabajo mañana”, ha subrayado.

videoinfo__video2.bles.com||235f4e190__

Ad will display in 09 seconds

Poco después, la redactora ha acabado bañada en sidra y protestando por los efectos de esta improvisada ducha en el alisado japonés que se había hecho en el pelo y le “había costado 350 euros (388 dólares)”. “¡Será por dinero!”, decía a continuación al recordar que había ganado un “pellizco” de la Lotería.

Congas, manteos y gritos de júbilo han completado la celebración de Escudero con los vecinos de San Vicente del Raspeig en la cafetería, donde Basilio lleva 30 años comprando el mismo número para venderlo en su establecimiento y que en esta ocasión ha proporcionado una alegría entre las familias y la periodista.

No obstante, más tarde ha tenido que aclarar en las redes sociales que no le había tocado el Gordo tras las críticas por haber manipulado la noticia y ha pedido perdón por la confusión generada.

“He de aclarar que El Gordo no me ha tocado, pero un buen pellizco me ha tocado y eso sí que es cierto. Vaya por delante que aquí con la alegría de todos los premiados me he venido arriba, pero sí me ha tocado la lotería de conocer a toda esta gente del Gordo de la Lotería de Navidad”, reculaba.

Fuente: 20 minutos.

Te puede interesar: Los 36 occidentales que viajaron a China a defender su fe

videoinfo__video2.bles.com||aa0e691de__

Ad will display in 09 seconds