Una madre de “una en un millón” de gemelas idénticas con síndrome de Down afirma que los médicos le ofrecieron un aborto seis veces.

Rachael Prescott dice que también fue bombardeada con condolencias por la condición de sus hijos antes de que nacieran según informó Mirror.

La nueva mamá dijo que durante su embarazo con Charlotte y Annette, ahora de un año de edad, se vio abrumada por los consejos para prepararse para sus problemas de salud.

A Rachel y a su esposo Cody les dijeron que sus gemelas probablemente necesitarían una cirugía a corazón abierto inmediatamente después del nacimiento debido a una enfermedad cardíaca congénita.

Pero dicen que estaban confundidos en cuanto a por qué los médicos parecían más preocupados de que los niños tuvieran potencialmente el síndrome de Down.

La madre ama de casa y el aprendiz de piloto Cody estaban extasiados por conocer a sus recién nacidas, a los que se les diagnosticó el síndrome de Down al nacer en 2018, y se sintieron aliviados por haber sobrevivido al nacimiento debido a la posibilidad de que tuvieran una afección cardíaca.

Rachael, de 39 años, describe a sus gemelas como sus milagros, ya que las probabilidades de tener gemelos idénticos con síndrome de Down son una en un millón.

(Foto: Rachael Prescott / Facebook)

Rachael, de Oregón, EE.UU., dijo: “En mi primera cita prenatal, alrededor de las ocho semanas, seis especialistas se turnaron para revisar las exploraciones y presentar los mismos resultados.

“Nos sentamos en cada una de ellas, desconcertadas por sus preocupaciones sobre si nuestras niñas podrían tener el síndrome de Down, cuando ellas, sin duda, sí tenían graves defectos cardíacos”.

“La información sobre la navegación de su situación cardíaca se vio empequeñecida por el impulso de las pruebas genéticas y los posibles medios de aborto”.

“Quería explicar lo lejos que estaba de desear terminar mi embarazo, pero en ese momento sólo podía sentarme en silencio”.

Rachael, madre de cuatro hijos, dijo que hasta el nacimiento de sus gemelas, incluso después de enfatizar su emoción ante la idea de añadir dos miembros más a su familia, los médicos continuaron expresando sus preocupaciones de que pudieran nacer con síndrome de Down.

A Rachael y Cody, de 32 años, se les ofrecieron más pruebas para averiguar si las niñas tenían síndrome de Down antes de nacer, pero se negaron, alegando que no les importaban los resultados.

Charlotte se sometió a una cirugía a corazón abierto seis meses después de nacer, pero afortunadamente, Annette nació sin ningún tipo de defecto cardíaco.

Rachael dijo: “Nos ocupamos de las enfermedades cardíacas congénitas y cuando nacieron, celebramos la noticia de un diagnóstico confirmado de síndrome de Down”.

“Los médicos suelen sugerir que los gemelos nazcan por cesárea porque puede ser arriesgado, pero nuestras oraciones habían sido respondidas por un nacimiento natural y dos bebés no necesitaron ser llevados apresuradamente a una mesa de operaciones.

“Estábamos tan agradecidos y aliviados. Los que nos rodeaban, sin embargo, abordaron el tema del síndrome de Down con timidez”.

“Se asumió que estábamos afligidos pero rápidamente les aseguramos la falta de tristeza o pena en nuestros corazones con respecto a nuestras hermosas, conmovedoras, corazones latiendo, bebas y sus cromosomas extra”.

“Después de que las niñas nacieron, nos sumergimos con entusiasmo en todas las cosas del síndrome de Down”.

Rachael, también madre de Easton, de seis años, y de Hudson, de cuatro, está hablando ahora para animar a los padres y a los médicos a mirar más allá de la condición de sus hijos y abrazarlos por lo que son.

Rachael dice que aunque Annette y Charlotte son más pequeñas de lo que deberían ser y se desarrollan un poco más lentamente, no son diferentes de cualquier otro niño de un año en muchos otros aspectos.

Ella dice: “Nuestras niñas se tambalean, dan sus propios pasos, se ríen y exploran cada centímetro de nuestra sala”.

“Les encanta jugar con sus hermanos mayores y aman a su perro peludo, Max”.

“El loco amor que tenemos por nuestras niñas supera cualquier tensión emocional que resulte de sus necesidades médicas.

“Sin duda alguna, seguiría eligiendo a mis hijas tal y como son.”

Fuente de fotos: Rachael Prescott / Facebook.

Te puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoinfo__video2.bles.com||a2a9491f3__

Ad will display in 09 seconds