Richard Meston estaba en el Jardín Botánico de Bicton Park, cerca de Sidmouth, Devon, en Inglaterra, cuando se encontró con una madre cisne y sus bebés.

Los cisnes estaban salpicando en el agua alrededor de su madre. Cuando uno empezó a cansarse, se subió a la espalda de ella. A la madre no pareció importarle, e incluso les dio un empujón para que lo ayudaran a levantarse.

Poco después, los otros bebés hicieron lo mismo. Uno por uno, cada uno de ellos caminaba por su espalda y buscaban refugio bajo su ala. Una vez que todos se instalaron, la mamá puso sus dos alas encima de ellos como si los estuviera protegiendo de caerse.

No paraba de mirar hacia atrás para asegurarse que todos seguían allí. Luego nadó a través del estanque con ellos.

“Los cisnes mudos son muy protectores de sus crías y los defenderán enérgicamente de cualquier amenaza”, dijo Julia Newth, del Wildfowl and Wetlands Trust. “Pero ella definitivamente muestra el lado más gentil de su instinto en darle a sus crías un aventón sobre su lomo”.

videoinfo__video2.bles.com||652475575__

Ad will display in 09 seconds

Fuente de video: Infovídeo viral / Youtube.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Falun Dafa, conoce la historia de la disciplina milenaria china que ha cambiado al mundo entero

videoinfo__video2.bles.com||5ebb6979d__

Ad will display in 09 seconds