El niño de 1 año y cuatro meses de edad es uno de los 100 casos conocidos con este síndrome.

ESTADOS UNIDOS.- Lock Samples, de apenas 1 año y cuatro meses de edad y originario de Georgia, Estados Unidos, es un niño que fue diagnosticado con el extraño síndrome del cabello impeinable.

Katelyn Samples, madre del pequeño, afirma que a donde quiera que vayan, su hijo siempre llama la atención por la peculiaridad de su apariencia.

No podemos ir a ninguna parte sin que alguien haga un comentario. La gente se nos acerca, piden tocarlo. Tienen mucha curiosidad por su cabello”, mencionó Katelyn.

Condición hereditaria única

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Locklan Samples (@uncombable_locks)

La madre de familia relató que Lock nació con el típico cabello de bebé, al igual que su hermano mayor Shepherd, que tiene 3 años. Sin embargo, cuando tenía alrededor de 6 meses, el pelo del menor comenzó a verse de manera inusual.

“Cuando intentaba lavarle el pelo era difícil mojarlo. Luego, tan pronto como lo secábamos, no quedaba plano, incluso si lo cepillábamos”, agregó.

Durante meses, la familia Samples no sabía por qué el cabello de Lock lucía de tal manera y fue hasta que un extraño le mandó un mensaje por Instagram a Katelyn, quien le indicó que el niño podría tener una especie de condición hereditaria única en un millón, conocida como “síndrome del cabello impeinable”.

Es uno de los 100 casos conocidos de este síndrome

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Locklan Samples (@uncombable_locks)

Tras acudir con diversos especialistas, la familia Samples acudió al Emory University Hospital en Atlanta, donde después de estudiar el cabello de Lock bajo un microscopio especial, un patólogo confirmó que Lock es uno de los 100 casos conocidos de síndrome del cabello impeinable.

Los Samples fueron notificados que el síndrome no afecta la salud de Lock, y los niños que lo padecen por lo general tienen cabello fino, de color claro, parecido al diente de león.

Asimismo, expertos indicaron que existe la posibilidad de que Lock supere este síndrome una vez que llegue a la pubertad. Si no, dice Katelyn, están de acuerdo con eso.

“Me encanta. Estamos muy orgullosos de ello. Creo que es genial tener algo que te permita sobresalir. Realmente lo consideramos una bendición”, sentenció la mujer.

Fuente: elimparcial.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.