Redacción BLes– Jade Bayer, cuya barriga era tan enorme que algunos temían que fuera a tener gemelos, dio a luz a Ronny-Jay Fewtrell el 5 de abril en el Worcestershire Royal Hospital, con un peso de 5,15 kg, más o menos lo mismo que una bola de bolos, según el Daily Mail.

“Me sorprendió bastante saber que podía ser uno de los bebés más grandes de Gran Bretaña, pero la comadrona dijo que era el más grande de la historia en su báscula”, dijo la madre de 33 años.

Era el bebé más grande que las comadronas habían traído al mundo, y tuvieron que volver a comprobar su peso. “Cuando lo convirtieron, incluso las comadronas se sorprendieron y lo volvieron a comprobar en la tabla que tenían”, dijo la madre.

“Cuando nació, tuvimos que pedir que volvieran a comprobar el peso porque eran 5.000 gramos y no sabíamos cuánto era”, añadió.

El bebé era demasiado grande para la ropa de recién nacido y tuvo que cambiar a conjuntos para niños de tres a seis meses, explicó Jade. “No le cabía nada de la ropa de recién nacido ni de 0 a 3 meses, pasó directamente a la de tres a seis meses”.

Le recomendamos: Nuevas Revelaciones | Hugo CHÁVEZ quizás NO MURIÓ como se cree

Ad will display in 09 seconds

Jade afirmó que su barriga era más grande durante su embarazo que cuando tuvo gemelos. Por ello, mucha gente bromeó diciendo que estaba embarazada de gemelos otra vez. “Tuve tantos dolores al final del embarazo que tuve que suplicar al médico que me indujera porque no podía moverme ni respirar”, añadió Jade.

Como la madre no podía satisfacer las necesidades de su bebé, que ahora tiene 12 semanas, ya ha tenido que dejar de amamantarlo. “En cuanto a la leche, tuve que ponerle directamente en la fórmula para bebés hambrientos porque tenía hambre constantemente y no estaba lo suficientemente satisfecho”.

Se suponía que Ronny-Jay iba a nacer el 9 de abril; sin embargo, debido a su tamaño, Jade tuvo que ser inducida el 1 de abril. “Estuve 16 horas de parto y él se quedó atascado, como puedes imaginar, debido a su tamaño”, recuerda la madre.

“Me pusieron petidina, gas y aire y luego la epidural, así que estaba despierta y optamos por un parto natural”, añadió Jade.

Jade, que vive con su compañero obrero Scott Fewtrell, de 29 años, dijo que lo más probable es que Ronny sea su último hijo. “Por lo que parece, siguen creciendo, y cuatro son suficientes para cualquiera”, dijo Jade, madre a tiempo completo.

“Está absolutamente bien ahora y se lleva muy bien con sus hermanos, le adoran”, dijo Jade sobre sus hijos Vinny y Shilo, los gemelos de nueve años de Jade, que pesaron 3.45 kilos y 3,35 kilos, mientras que Analise, de 14 años, nació pesando 4.08 kilos.

Amy Laurence – BLes.com