Perder a un padre, o a cualquiera de nuestros seres queridos es algo que nunca estaremos preparados para experimentar.

Para la mayoría, perder a un padre es lo peor. Pero si piensas que solo los humanos tienen la sensación de perder a un ser querido, entonces deberías saber que los animales también sienten lo mismo.

Un fotógrafo llamado Phil Moore capturó la foto más desgarradora que jamás hayas visto de un animal. En ella hay un guardaparques y un gorila, compartiendo uno de los días más tristes para el animal.

El pobre gorila acaba de perder a su madre que fue asesinada por cazadores furtivos. Patrick Karabaranga era el guardaparques de la foto. Trabaja en el Parque Nacional de Virunga, situado en el este de la República Democrática del Congo, uno de los lugares más peligrosos del mundo.

Los guardaparques de la zona han pasado por un entrenamiento intensivo, pero saben que su seguridad y sus vidas están en riesgo todos los días.

Aún así, nadie puede impedirles que protejan la vida silvestre aquí, especialmente los gorilas de montaña.

Los gorilas de montaña en el Congo están catalogados como una especie en peligro de extinción. Por eso es deber de los guardabosques proteger a estos animales.

En este momento, hay más de 200 gorilas de montaña reportados. Los gorilas viven de 35 a 40 años. ¿Pero pueden vivir tanto tiempo si los cazadores furtivos los cazan? ¿Pueden seguir viviendo a esta edad cuando estamos destruyendo sus hogares?

Los hechos revelan que los gorilas de montaña están severamente amenazados y con una población estimada de 880 en estado silvestre en todo el mundo.

El encuentro de Virunga y el gorila fue fotografiado en 2012. Lo que el fotógrafo no sabía era que iba a documentar algo muy especial ese día. Esta foto nos muestra que incluso los gorilas pueden expresar sus sentimientos. 

Para mostrar su apoyo en este momento desgarrador, Karabanga abrazó al gorila. Se sentó con él en el parque y el animal puso su mano sobre su pierna. Este gesto es una señal de agradecimiento por el apoyo y la ayuda del hombre.

Este gorila, junto con otros tres huérfanos, fueron traídos al parque. Por lo general viven en la selva tropical, pero este ya no es un hogar seguro para ellos debido a los cazadores furtivos que están invadiendo estas áreas para ganar dinero.

Sin duda, los guardaparques siempre estarán ahí para proteger a estos animales, pero nada puede traer de vuelta a sus seres queridos perdidos, especialmente a sus padres que probablemente murieron protegiéndolos.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds