La youtuber Brittani Boren Leach anunció que su hijo de tres meses ha muerto días después de que se le encontrara inconsciente tras una siesta el día de Navidad.

La vlogger, de 29 años, anunció la devastadora noticia de la muerte del pequeño Crew en su página de Instagram el viernes pasado. También se vio obligada a responderle a las personas que la cuestionaron, informó Daily Mail.

Leach, que tiene otros tres hijos y una hijastra con su marido Jeff, compartió una serie de imágenes desgarradoras junto a su pequeño en el hospital.

No se sabe exactamente qué causó que Crew no respondiera, pero Brittani explicó que cuando lo encontraron no respiraba.

Ella compartió a los fans que la familia había decidido donar sus órganos, añadiendo: “El dolor es insoportable. Sigo pensando que me despertaré de esta pesadilla, pero no lo hago”.

“Estamos viviendo una pesadilla, y me estoy muriendo por dentro. Esto no puede ser real”.

“Por favor, ten en cuenta que podemos ver los comentarios, preguntas y conversaciones entre ustedes. Ponte en nuestros zapatos (lo cual es imposible de hacer) y pregúntate si querrías leer lo que estás a punto de escribir o decir”.

Según se informa, la joven youtuber le contestó a un seguidor que le preguntó “¿es real?”, respondiendo: “Si no has estado en mis zapatos, considérate bendecido, y ve a ver la televisión porque esta es MI vida real”.

Agradeciendo a aquellos que ya han ofrecido su apoyo, el esposo de Brittani, Jeff, escribió en Facebook el domingo: “Desafortunadamente, también hay gente que no tiene intenciones puras cuando siguen o comentan sobre nuestra familia. Solo ellos pueden explicar sus intenciones”.

“Los últimos días han sido una pesadilla para nuestra familia. Amamos a nuestro hijo con todo nuestro corazón. No pedimos esto. No esperamos nada de nadie. No estamos preparados para la atención que recibimos”.

Brittani, que tiene su base en Texas, Estados Unidos, le había dicho primero a sus 736.000 seguidores en Instagram que el bebé se había enfermado el jueves.

Compartiendo una foto que sostenía su pequeña mano, escribió: “Anoche, mientras estaba en casa de un pariente, Crew se echó una siesta y cuando fui a ver cómo estaba, no respiraba”.

En el siguiente post mostró a la estrella de YouTube llorando mientras atendía al joven, explicando que estaba con un respirador.

Brittani, que comparte su vida como madre, escribió: “No puedo explicarte lo que se siente. Este tipo de cosas solo le pasan a “otras” personas. A mí no. Solo quiero gatear en la cama con mi bebé y amamantarlo”.

“Por favor, sigue rezando. Por favor. No creo que pueda seguir sin él”.

El viernes anunció: “El diminuto cuerpo terrenal de mi bebé sigue con nosotros, aunque sé que ya está bailando y jugando en el Cielo. Tenemos que tomar algunas decisiones difíciles en las próximas 12 horas, que ningún padre debería tener que tomar”.

“Sigo pensando que me despertaré de esta pesadilla, pero no lo hago”.

Una imagen desgarradora mostró a Brittani y a su esposo Jeff con el bebé. “Es todo demasiado. Todo. Sé que Dios tiene un plan para esto, pero estoy muy enojada con él en este momento”.

“Lloro detrás de la puerta del baño mientras Jeff me abraza, porque en la habitación de arriba todos los demás se ríen y siguen con sus vidas, y eso me hace enojar mucho”.

“Hacerle pruebas al cuerpo de mi hijo para ver cómo funcionan sus órganos antes de que se los quiten. Bombear leche materna solo para verterla por el desagüe. Oír a un bebé llorar. Ver a un bebé de su edad. Ir de compras a Nordstrom para el vestido que llevaré en el funeral de mi hijo”.

“Es demasiado. Siento desahogarme, pero esto es lo que siento. Y necesito todas las oraciones para superar esto”.

“A mi bebé se le dio un “paseo de honor”, dijo Brittani antes de que sus órganos fueran donados para “salvar potencialmente las vidas de 3 o 4 bebés”.

La esposa de Granger Smith, Amber, le escribió a Brittani para decirle: “Conozco tu miedo, tu ira y tu conmoción”.

Ella y su pareja perdieron a su hijo de tres años River en un accidente de ahogamiento en la casa de la familia en Texas en junio de este año.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds