Una enfermera de oncología de Nashville trajo su guitarra al trabajo para cantar junto con Penn Pennington, un músico de Nashville, EE. UU., que lleva mucho tiempo luchando contra el cáncer según compartió WJ Lifestyle.

Alex Collazo, de 24 años, trabaja como enfermera registrada en el TriStar Centennial Sarah Cannon Cancer Center en Nashville. Recientemente conoció al paciente con cáncer Penn Pennington, que está recibiendo quimioterapia, y se dio cuenta de que necesitaba un poco de ánimo.

“Lo ingresé en el hospital y empezamos a hablar, así que le pedí que me contara algo divertido sobre él. Me di cuenta de que estaba un poco deprimido”, dijo Collazo al Tennessean.

Pennington, de 67 años, le dijo que había estado haciendo paracaidismo unas 1.250 veces y Collazo compartió que tenía pasión por la música.

Pennington resultó ser un músico muy bueno, trabajando como guitarrista de sesión en Nashville durante 30 años y actuando con Jack Greene en el Grand Ole Opry durante 23 años, según escribió su hija Brandi Leath en Facebook.

Cuando Collazo vino a trabajar el domingo, ella trajo su guitarra y se la dio a Pennington para que la acompañara mientras ella cantaba.

Collazo cantó un impresionante “O Holy Night”, mientras Pennington la acompañaba con su guitarra, añadiendo armonías perfectas en los momentos adecuados.

Leath tomó un video del dúo de la pareja y lo publicó en Facebook, donde rápidamente comenzó a ganar atención.

videoinfo__video2.bles.com||775d334fb__

Ad will display in 09 seconds

“La enfermera de mi padre, Alex, se enteró de que era guitarrista, así que le trajo su guitarra para que la tocara durante sus tratamientos de quimioterapia y cantó O Holy Night con él. ¡Quién diría que ella también podía cantar!” Leah subtituló el video.

Collazo dijo que su equipo de enfermería pone “compasión” en su trabajo y que ella pudo extender la compasión a Pennington a través del poder de la música.

“Está pasando por algo tan duro y tan aterrador, y esto fue algo que pude hacer por un momento para ayudarle a olvidar que estaba en el hospital y lo que estaba pasando”, dijo Collazo. “Esto es lo que hacemos en nuestro piso. Ponemos compasión en todo”.

Leath estaba de acuerdo en que la música era buena para el alma de su padre.

“La música es un sanador maravilloso. Esto me conmovió totalmente”, dijo Leath al Tennessean.

Pennington dijo que se alegraba por la distracción de sus tratamientos contra el cáncer.

“Cada vez que vas al hospital por un cáncer, es automáticamente un bajón. Esto fue un escape, por un tiempo. Fue algo bueno”, dijo.

Te puede interesar: Este médico oriental explica cuál es la raíz de las enfermedades y cómo eliminarlas

videoinfo__video2.bles.com||edc802b28__

Ad will display in 09 seconds