Un hombre inglés pudo retroceder en el tiempo durante la renovación de su casa al encontrar un misterioso paquete que contenía periódicos de 1969, una foto y una conmovedora carta de los antiguos dueños.

Mientras trabajaba en la restauración de una casa en Birmingham, Scott Bevan, de 42 años, encontró una “cápsula del tiempo” de 1969, escondida detrás de la chimenea, informó The Sun.

Dentro del “paquete” había viejos periódicos del Birmingham Evening Mail de ese año, así como una fotografía de la anterior propietaria, Ethel Wright.

 

El paquete incluía un periódico que data de 1969. (Scott Bevan / SWNS)

Después de ese primer y sorprendente descubrimiento, Bevan encontró algo más: un conjunto de documentos de 34 años en una columna al otro lado de la chimenea.

Los papeles envejecidos incluían una tarjeta de los dueños anteriores de la casa, incluyendo buenos deseos de “suerte y felicidad” para sus nuevos inquilinos.

Scott Bevan encontró una instantánea y una tarjeta dejada por la anterior propietaria Ethel Wright y su marido Harold mientras ayudaba a su hermana Deborah a mudarse (Crédito: SWNS)

La conmovedora carta

La conmovedora carta decía: “Vinimos aquí a fines de mayo de 1967, entonces estaba recién construido y hemos encontrado satisfacción y seguridad en estas cuatro paredes. Esperamos que disfrute de la casa y el jardín como lo hemos hecho nosotros.”

La nota, que fue firmada por los antiguos propietarios, así como por sus yernos y nueras, decía que la chimenea original se erigió en 1969 y la segunda en 1988.

También predijo que la cápsula sería descubierta algún día, diciendo: “Supongo que cuando llegues querrás hacer modificaciones importantes, así que presumiblemente encontrarás esta nota”.

Ethel también había escrito una tarjeta deseando a los nuevos propietarios “suerte y felicidad” (Crédito: SWNS)

Un bellísimo y desinteresado gesto

Brevan estaba haciendo el trabajo de reparación para su hermana, quien se mudó para estar más cerca de la familia después de sufrir un aneurisma cerebral.

“Simplemente creo que es algo desinteresado y encantador y eso es lo que le falta al mundo en este momento: pensar en los demás”, dijo. 

“Esperemos que Debbie encuentre esa felicidad, satisfacción y seguridad que los dueños anteriores también encontraron a través de la casa”.

Fuente: elimparcial.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.