Los hay que buscan restos de civilizaciones, o los que desentierran huesos del suelo, y luego está Karina, que buscó en el baúl de los recuerdos. Pero no hace falta irse muy lejos para encontrar auténticas reliquias, tal y como ha demostrado Mar Velasco.

Esta profesora universitaria vivió un auténtico viaje al pasado gracias al nuevo portero de su comunidad, un hombre ucraniano que decidió hacer limpieza de los buzones. Por ello, abrió uno que “llevaba sin vaciarse desde… ¡1973!“.  “Cuando me ha dicho que iba a tirar todo aquello, casi me da algo”, aseguró y, por ello, decidió quedárselo.

Acompañadme en esa feliz regresión“, tuiteó y empezó a compartir fotos de todo lo que vio: catálogos de muebles, cartas, publicidad, revistas de juguetes, ofertas del supermercado…

En uno de los sobres había incluso un mensaje del banco a un cliente que debía dinero. “‘Su estimada cuenta…’. Hoy no nos hablan tan dulcemente los bancos“, bromeó la usuaria.

Entre todos los papeles también había vales de descuento para comprar Nocilla, leche o sopa, pero es probable que ya no sirvan, pues estaban en pesetas. Quizá si incluyera un código alfanumérico para introducirlo en Just Eat…

Y parece que, en aquella época, el trabajo llamaba a tu puerta, pues Mar Velasco encontró folletos que promocionaban cursos con los que poder ser esteticistas (solo para mujeres), o especialista en el manejo de máquinas perforadoras.

Publicidad sobre libros de sexualidad -envueltos en un discreto sobre blanco-, catálogos de viajes ilustrados por Forges u objetos ‘mágicos’ como una boquilla anticáncer para el tabaco son algunos de los tesoros más destacables que encontró.

Tampoco faltaban las ordenanzas oficiales del Ayuntamiento que prohibían sacudir alfombras fuera del horario establecido. Una pena que su destinatario no lo leyera para dejar de ignorar la hora para limpiar.

Pero, como colofón, Mar Velasco mostró lo que más pudo verse afectado, aunque no lo parece, por el paso del tiempo: una muestra de Nescafé y una galleta Marbú Dorada, lo cual opinó que es un “milagro”. “Cuántas sorpresas quedarán todavía por descubrir en tantos otros buzones”, concluyó la tuitera.

Fuente: 20minutos.es

Temas:

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.