Entre las hojas y cortezas de árbol se encuentra escondida una serpiente venenosa.

Hace cinco años la bióloga estadounidense Helen Bond Plylar incendió las redes sociales al compartir con sus seguidores una imagen, tomada por un vecino de Texas, Jerry Davis, en la que lanzaba una advertencia disfrazada de desafío.

En la fotografía aparece el suelo de un bosque cubierto por hojas marrones y cortezas de árbol. ¿Cuál es el reto en una instantánea tan simple? Entre las hojas se esconde una serpiente venenosa muy difícil de encontrar, recoge Gizmodo.

El tuit de la experta, publicado el 23 de abril de 2017, acumula más de 21.000 ‘likes’, ha sido compartido 7.995 veces y tiene más de 1.000 comentarios en los que los internautas se preguntan dónde está o hacen sus intentos.

Se trata de una serpiente cabeza de cobre, perteneciente a la familia Viperidae y subfamilia Crotalinae, y habita en Estados Unidos y México. Su mordedura no suele ser letal, ya que su veneno no es tan mortífero como el de otras especies. 

Sin embargo, aunque es frecuente que primero muerda sin liberar su veneno antes de impregnar a su víctima con el objetivo de ahuyentar a quien considere una posible amenaza, hay que tener cuidado con ella, pues provoca dolor intenso, náuseas o hinchazón, entre otras cosas.

Fuente: 20minutos.es

 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.