Redacción BLes– El incendio de Glass que quemó 67.000 acres el año pasado en North Bay (California) causó graves daños a las vides del valle de Napa, dejándolas inservibles para la industria vinícola. Pero una destilería de bebidas espirituosas tuvo la genial idea de convertir las uvas teñidas de ceniza y humo en “algo impresionante”.

Según The Guardian, Eric Lee, que dirige la destilería de bebidas espirituosas artesanales Hangar 1 en la cercana Alameda, se puso en contacto con una bodega afectada y le preguntó si podía cooperar para procesar las uvas desperdiciadas y convertirlas en vodka.

“Nos acercamos y dijimos que trabajáramos juntos y salváramos esta situación”, dijo Lee. “Queríamos averiguar cómo reciclar lo que normalmente se iría por el desagüe y convertirlo en algo increíble”.

Y su cooperación ha dado dulces frutos. Hangar 1 ha lanzado este mes el resultado de esa colaboración: una edición limitada de vodka Smoke Point destilado con uvas malbec y merlot cultivadas en Napa.

El nuevo vodka elaborado con uvas inservibles tiene un acabado dulce y especiado, lo suficientemente suave como para sorberlo con sutiles notas de fruta, regaliz y pimienta de Jamaica.
El licor es una de las varias soluciones que se están probando mientras los viticultores se adaptan a un futuro en el que los riesgos de que las uvas se estropeen son mayores cada año.

Pero hay otra motivación para su cooperación.

Han decidido donar todos los ingresos de sus nuevos productos a la fundación California Fire como gesto de homenaje a los bomberos y para concienciar también sobre los incendios forestales.

“No buscamos ganar dinero con esto”, dijo Nicolas Quillé, jefe de producción y operaciones de Crimson Wine Group, que suministró las uvas a Hanger 1. “Estamos muy afectados y buscamos la manera de dar las gracias a una comunidad que nos ha ayudado tanto”.

“Definitivamente hay otra capa en esto, además de hacer algo bueno y hacer limonada de todos esos limones”, dijo Quillé, añadiendo que esta era una oportunidad para explorar formas novedosas de utilizar las uvas dañadas por el fuego que de otro modo se habrían ido por el desagüe.

Eric Lee explicó que el vodka se elabora tradicionalmente a partir de granos o patatas, porque puede hacerse con cualquier alimento cargado de azúcar o almidón que fermente. Su destilería ya utilizaba uvas en su vodka de autor, lo que confiere al licor un carácter y un perfil de sabor únicos. Sin embargo, Hangar 1 es la primera destilería que utiliza uvas con sabor a humo para elaborar vinos.

En su nuevo vodka, cualquier residuo de ahumado quedó atrás durante la destilación. El resultado final fue un sabor limpio con toques de fruta, vainilla y miel, según Quillé.

“Mucha gente cree que el vodka debe ser totalmente insípido y sin aromas, pero estamos aprendiendo que se puede distinguir entre las materias primas”, dice Quillé.
El lote resultante fue de 4.800 botellas, que se venden a 50 dólares cada una. Esta tirada es una edición limitada.

Dan Knight – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.