Un grupo de 12 comensales dejó una propina de $1,200 dólares a una camarera que trabajaba en un Cracker Barrel en Dublín, Georgia, como una forma de decir Feliz Navidad.

Janet Ballard, de 53 años, ha estado trabajando en Cracker Barrel durante más de 10 años, según Today.

Durante el turno de Ballard el miércoles, fue asignada a una mesa de 12. Ballard dijo hoy que sintió una conexión instantánea con el grupo de amigos que habían salido a desayunar juntos.

“Me conecté con ellos inmediatamente”, dijo Ballard. “Soy una persona sociable.”

“Comienzo saludándolos y averiguando qué necesidades tienen, si tienen alergias o si son vegetarianos. Todo lo que ellos puedan necesitar o querer, trato de perfeccionarlo cuando tomo esa orden individual”.

 

Cuando la comida terminó, el grupo le entregó a Ballard una tarjeta de Navidad. Dentro de la tarjeta había una pila de dinero en efectivo – 100 dólares de cada persona del grupo por un total de 1,200 dólares.

Mientras contaba el dinero frente a los comensales, las lágrimas de asombro y alegría comenzaron a caer de la cara de Ballard.

“Que Dios tenga la Gloria por todo lo que se hace en su nombre”, escribió el comensal James Deal en Facebook, junto con varias fotos de Ballard abriendo su regalo.

(Foto: James Deal / Facebook)

“Leí la tarjeta y tenía las escrituras en ella, lo que me hizo saber que eran buenas personas…. Eran individuos muy genuinos. Eran totalmente desconocidos”, dijo Ballard a Today.

“Contando el dinero, me emocioné tanto cuando llegué a 400 dólares. Querían que contara en voz alta. Para cuando llegué a los $400 ya estaba como ‘oh, Dios mío, esto está pasando de verdad'”, dijo Ballard.

Ballard se encontró incapaz de contener su emoción, por mucho que lo intentara.

(Foto: James Deal / Facebook)

“Me emocioné mucho y no me gusta llorar con una cámara en la cara, pero ni siquiera me importaba en ese momento”, dijo. “Tuve a 12 extraños diciendo:’Oye, nos preocupamos lo suficiente por ti por cómo nos hiciste sentir mientras cenábamos y queremos ser una bendición para ti y tu familia'”.

Ballard dijo que el dinero era una respuesta a la oración. Necesitaba pagar sus impuestos y pudo hacer un pago anticipado del auto. También regaló parte del dinero, dando generosas propinas a una camarera después de almorzar en un restaurante de mariscos, así como a la manicura en un salón de manicura.

“Gracias al don del amor, el cariño y el compartir, no sólo puedo ser una mejor Janet, sino que puedo ser un ejemplo para la gente en esta época del año que no tiene esperanza”, dijo Ballard.

Te puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoinfo__video2.bles.com||a2a9491f3__

Ad will display in 09 seconds