Tom es un guapo actor americano. Es muy conocido por sus impecables habilidades de actuación, pero detrás de todo su éxito, hay algo que él elige mantener en privado – su fe y su vida de servicio según publicó JumbleJoy.

Su primer papel importante fue el de Thomas Magnum en la serie de detectives de los años 80, Magnum, P.I. que le valió un Globo de Oro y un Emmy. Tom también protagonizó diferentes películas y algunas de las más populares fueron ‘Three Men and a Baby’ que es la película más taquillera de 1987, ‘Mr. Baseball” y “Quigley Down Under”. También protagonizó proyectos de televisión como “Friends”, “Jesse Stone” y “Blue Bloods”.

Tom no sólo es popular por ser un gran actor, sino también porque es un cristiano devoto. De hecho, atribuye todo su éxito a su fe en Jesucristo. Pero a pesar de su fuerte fe, todavía describió su viaje a Cristo como un camino pedregoso. También compartió que tuvo una infancia problemática. Su padre era abusivo y Tom recibió muchas palizas de él.

A pesar de todo eso, creció para ser una persona responsable. De hecho, ¡se convirtió en un atleta estrella en la escuela secundaria!

(Foto: realtomselleck/Instagram)

Después de la escuela secundaria, quiso ir a la Universidad del Sur de California (USC), pero no tenía dinero para mantenerse. Así que fue al Valley Junior College con su beca de baloncesto. Cuando pudo ahorrar suficiente dinero, finalmente pudo costear la vida universitaria y finalmente se transfirió a la USC.

Mientras estaba en la universidad, hizo audiciones para probar su suerte en la industria. También protagonizó muchos comerciales de televisión. Él realmente quería una carrera en Hollywood, y lo hizo. Incluso tenía un contrato con 20th Century Fox, pero tuvo que poner todo eso en espera por algo más importante.

Tom fue reclutado por el ejército de los Estados Unidos en 1967 y sirvió hasta 1973. Regresó a Hollywood después de servir a su país. Sin embargo, se sorprendió al saber que ya no tenía nada que ver en esta industria. Fue despedido. Esto, sin embargo, no lo detuvo, siguió intentándolo y su carrera despegó, y todo fue historia.

Se convirtió en un gran nombre en la industria y los actores y actrices más jóvenes lo admiran. Pero Tom no se lleva todo el crédito por lo que pasó en su vida. Cree que Jesús hizo todo esto. Según él, el corazón de un hombre planea su camino, pero el Señor dirige sus pasos. Dijo que sigue comportándose de manera ética porque esto es lo más importante para él ahora.

Él todavía se mantuvo fiel. Este fue y sigue siendo el aspecto más importante de su vida. Así que se esforzó por hacerse un hombre bueno, por dentro y por fuera, todo el tiempo. Tom dijo que atribuye cada uno de sus éxitos directamente al Señor, y que siempre será un humilde agradecido.

Esta industria necesita más gente como Tom Selleck. Su vida, sus experiencias y su éxito es algo que la generación joven debería admirar. Es el hombre que tiene una fe fuerte en Jesucristo y sus fans lo aman por eso.

Te puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoinfo__video2.bles.com||a2a9491f3__

Ad will display in 09 seconds