A tres años de comprar una casa por 1 euro, lo que parecía una gran oferta, cambió por completo en un giro inesperado.

SICILIA, Italia.-Compró una casa en Italia a un euro, pero ahora, al tercer año de su adquisición, tuvo que regresarla repentinamente. Esta es la historia del chef británico Danny McCubbin quien creyó haber aprovechado una gran oferta inmobiliaria, más el tiempo cambió todo.

McCubbin tuvo que deshacerse de su propiedad por no encontrar trabajadores para remodelarla, como lo estipulaba el contrato de compra, esto sucede en medio de una escasez de mano de obra para la construcción en aquel país.

La parte positiva es que el chef vio devuelta su euro que volvió a invertir en una nueva propiedad del mismo lugar.

Compró casa a un euro, pero tuvo que devolverla al tercer año

A sus 58 años, este cocinero compró una casa en ruinas en el pueblo siciliano de Mussomeli, esto forma parte de una estrategia de las zonas rurales italianas por repoblar sus comunidades al abaratar las viviendas.

El problema para McCubbin vino cuando buscó quien podía remodelar la vivienda que compró, condición estipulada en el contrato, pero no logró hallar mano de obra para restaurar.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Danny McCubbin (@dannyforgood)

La razón es que muchos trabajadores de construcción se han empleado en proyectos similares, por lo cual es complicado encontrar a alguien que no esté ocupado. También otro efecto de esto es que los precios de los materiales de construcción aumentan al haber mayor demanda.

El chef buscó por un año alguien que remodelara su casa

McCubbin buscó durante un año personas que pudieran remodelar su casa, pero no encontró a nadie.

Fue muy difícil encontrar un constructor y con el tiempo la casa se deterioró aún más. Cuando al final encontré una empresa constructora, renovarla ya costaba el doble. Decidí que ya no valía la pena para mí”, cuenta el chef

El plan del chef era mudarse de Gran Bretaña antes del Brexit, por lo que no desistió y encontró otra casa por 8 mil euros, que ahora si pudo retocar gracias a que conoció a un grupo de albañiles que loa ayudaron.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Danny McCubbin (@dannyforgood)

Su vida es un “polo opuesto” a lo que era en Inglaterra, pero luego de poner una cocina comunitaria descubrió un nuevo sentido en su vida dentro de Mussomeli, una comunidad con 11 mil habitantes y a 30 minutos del mar Mediterráneo.

 “Me encanta el estilo rústico y tranquilo de este lugar. Acostarme a las 10 de la noche y levantarme temprano para ir al mercado”, afirma McCubbin.

Fuente: elimparcial.com

 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.