Jack Jokinen se despertó dentro de su casa de Filadelfia para encontrar un cachorro que nunca había visto antes acurrucado abajo – y no era su perro George.

“Sólo había un cachorro en el primer piso de nuestra casa con todas las ventanas cerradas y con llave y la puerta delantera cerrada y con llave, la puerta trasera cerrada y con llave”, le dijo Jack a KYW.

No hace falta decir que Jack y su familia estaban totalmente confundidos y bastante asustados por el visitante inesperado. ¿Cómo diablos entró ella a su casa?

Entonces Jack vio las imágenes grabadas por el sistema de cámaras de seguridad de la casa… y tenía una historia bastante loca que contar según compartió Little Things.

A las 3 a.m. en la fría oscuridad, el pobre perro – un hambriento y herido vagabundo en busca de calor – podía ser visto tropezando en la casa de Jack.

(Captura de video: @JJFromTheBronx / Twitter)

Notó que la puerta principal de su condominio estaba abierta de par en par.

El perro desnutrido se arriesgó y entró cojeando. Jack y su familia, mientras tanto, estaban profundamente dormidos. Se dieron cuenta de que el viento probablemente abrió la puerta en medio de la noche, un percance fatídico que le dio al perro el refugio que necesitaba desesperadamente.

Entonces, unos 20 minutos después de que el perro entrara, un vecino que pasaba por allí apareció en la cámara de seguridad. Él también notó que la puerta principal estaba abierta, e inspeccionó por sucedía algo extraño. Como todo estaba aparentemente tranquilo cerró la puerta, por lo que la perra ya no pudo salir.

Desde entonces ellos decidieron que Susy, como la llamaron, luego que la llevaran al veterinario y constatar que se trataba de una perra de 9 años, sea parte se su familia.

Te puede interesar: El anciano que usó 9 pares de zapatos para caminar 2.000 km y transmitir un importante mensaje

videoinfo__video2.bles.com||29a92229b__

Ad will display in 09 seconds