Las imágenes de una cámara de seguridad de un establecimiento cercano a un hospital en EEUU mostraron una situación particular que dejó atónitos a los internautas.

Se trata de un hecho particular que aún sigue siendo materia de investigación por parte de los entendidos en el tema.

El hecho tuvo sitio hace una semana en un hospital de la ciudad de Dallas, donde el fenómeno paranormal fue captado por la cámara, que tras ser visto muchos se preguntaron si ¿Es un ente proveniente del más allá?, o ¿Cómo llegó hasta allí?, reportó LaPatilla.

Algunos profesionales del lugar se atrevieron a decir que “no es la primera vez que lo ven” y se animan a decir que se trata de un joven que murió hace varios años en ese hospital, aunque esto es materia investigativa.

¿Qué es un fantasma?

Los fantasmas (del griego φάντασμα, “aparición”), en el folclore de muchas culturas, son supuestos espíritus o almas errantes o en pena de seres muertos (más raramente aún vivos), o seres del plano espiritual, que se manifiestan entre los vivos de forma perceptible (por ejemplo; visual, a través de sonidos, aromas o desplazando objetos —poltergeist—), principalmente en lugares con los cuales presentan un vínculo; tales como los que frecuentaban en vida, o en asociación con sus personas cercanas, en el caso de las almas de los fallecidos.

La creencia en fantasmas que se presentan como aparecidos (muertos que vuelven a aparecer para encomendar alguna misión) o revenants (lo mismo, en francés), espectros, ánimas del Purgatorio, almas en pena, o errantes, es muy propia de la naturaleza humana, tanto que tiene visos de ser o constituir un ente antropológico abstracto que pervive, como otros tipos de superstición, a través de numerosos factoides concretos.

Ha generado y genera una amplia literatura (novela gótica o de terror), inspira la cinematografía y el teatro y ha creado innumerables leyendas y mitos, si es que estos, inversamente, no han creado este bulo; la ciencia considera creer en fantasmas un tipo de superstición muy asentado en la psicología del ser humano, porque se alimenta de la necesidad de vida eterna, como la religión, y sublima una muerte inaceptable y aborrecible por medio del acto apotropaico de creer que la conciencia pervive más allá del fin de la misma, de forma que la fantasmogénesis resulta ser un fenómeno o concepto antropológicamente paralelo a la hierofanía.

Estudios recientes indican que muchos occidentales creen en fantasmas; en sociedades donde la religión tiene mucho predicamento, como los Estados Unidos, una encuesta demostró que el 32% de sus habitantes cree en fantasmas y en la vida luego de la muerte o más allá, siempre en forma paralela a la religión o de forma menos regulada por un sistema escatológico como han hecho las religiones más frecuentes, que se aprovechan de este meme antropológico para crear estructuras económico-culturales de creencias.

Fuente: miamidiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.