Es el tercer mayor premio de la historia de la lotería en Estados Unidos.

Las autoridades de Illinois (EE. UU.) están buscando al misterioso ganador de un bote histórico del juego de azar Mega Millions, que aún no ha reclamado el fabuloso premio de 1.300 millones de dolares.

Por ahora se sabe que el afortunado jugador compró su billete ganador en una gasolinera de la localidad de Des Plaines para el sorteo que se celebró el pasado 29 de julio.

La cuestión es que el ganador del premio aún no se ha presentado para reclamar el premio, que es el más grande de la historia de Illinois y el tercer premio de lotería más cuantioso en Estados Unidos.

El director de la Lotería de Illinois, Harold Mays, dijo: “Para un premio de esta magnitud, no es inusual que el ganador tarde un tiempo en reclamarlo. Estoy seguro de que están pasando por una variedad de emociones”.

Cualquier jugador del sorteo de Illinois Mega Millions puede permanecer en el anonimato, si gana premios de más de 240.000 euros. El director de la lotería cree que el ganador aún podría no tener ni idea de que ha ganado esa cantidad.

Por fortuna para el ganador, cualquier acertante de Mega Millions tiene un año completo a partir de la fecha del sorteo, el 29 de julio, para reclamar el dinero.

Sin embargo, solo tienen 60 días a partir de la fecha del sorteo si quieren que se les pague el monto total, eso sí, en el transcurso de 29 años. En cualquier caso, el ganador puede decidir que se le paguen 780 millones de euros por adelantado en efectivo.

Por su parte, el propietario de la gasolinera que vendió el billete ganador, se lleva además un premio de 500.000 euros.

Fuente: 20minutos.es

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.