El Parque Geológico Nacional Shiniuzhai, ubicado en la provincia china de Hunan, en el condado Pingjiang, puede presumir de tener en su terreno la tienda apostada en uno de los lugares más insospechados del mundo.

Se encuentra colgando de una montaña a unos 120 metros de altura, por lo que se ha ganado el merecido apodo del local “más inconveniente del mundo”, según recoge Gizmodo.

Se trata de un establecimiento que busca satisfacer la necesidad de los escaladores, que pueden detenerse durante su aventura sobre la pared de piedra para comprar provisiones.

La altura es tan tremenda que los nuevos empleados a menudo sienten miedo en los primeros días, pues deben sentarse sobre una pequeña estructura a esperar que lleguen los clientes.

Estos, además, deben subir y bajar desde el local cada vez que quieran ir al baño, lo que les lleva a evitar consumir mucha agua para aguantar su jornada sin tener que hacer el trayecto.

Fuente: 20minutos.es

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.