Gracias a un equipo de trabajo atento y al poder de las redes sociales, una mujer de 82 años se reunió con un bolso que no había visto desde la escuela secundaria.

Martha Ina Ingham, o Marty, no había visto su viejo bolso en 65 años.

En 1954, el bolso se había perdido en algún lugar de la escuela secundaria Jeffersonville High School en Indiana, Estados Unidos, escondiendo tesoros en su interior que llevarían a Ingham de vuelta a su adolescencia.

Los equipos de trabajo encontraron el bolso cuando comenzaron la demolición de la antigua escuela secundaria de Ingham.

En lugar de tirarlo a la basura, alguien decidió que sería bueno, y divertido, tratar de encontrar a la persona a la que pertenecía.

Greater Clark County Schools / Facebook.

Greater Clark County Schools publicó una foto del bolso en Facebook, con la intención de encontrar a su legítima dueña.

“Alerta de objetos perdidos: el bolso de Martha Ina Ingham de 1954 fue encontrado en la demolición”, decía el artículo. “¡Nos encantaría devolvérselo a ella o a su familia!”.

El posteo llegó a uno de los parientes de Ingham.

La mujer, que ahora vive en Florida, se emocionó al abrir la cremallera del bolso que no había visto en 65 años.

En el interior, encontró un lápiz labial, un viejo envoltorio de goma de mascar Juicy Fruit y una cinta de competición.

También encontró una nota de amor, escrita en cursiva, de un adolescente que quería llevarla al baile de graduación.

“Querida Marty, he oído que Paul te ha pedido que vayas al baile con él”, decía la carta. “Si no lo ha hecho, me gustaría mucho que vayas conmigo”.

Greater Clark County Schools / Facebook.

Ingham no aceptó la oferta del joven pero recordó que había ido al baile de graduación con otra persona.

Greater Clark County Schools / Facebook.

“Me trae muchos recuerdos de situaciones y personas de las que no he oído hablar en mucho tiempo”, dijo Marty a Inside Edition.

Ingham ha disfrutado de la oportunidad de volver a visitar sus años de juventud a través de esta inesperada cápsula del tiempo.

“Realmente fue interesante para mí”, dijo Ingham. “Cosas de mi vida que había olvidado”.

Fuente: westernjournal.