Un adolescente sobreviviente de la erupción del volcán de Nueva Zelanda se despertará de un coma y descubrirá que toda su familia murió en el desastre, informó Daily Mail.

Jesse Langford, de 19 años, sufrió quemaduras del 90% durante el desastre de White Island y actualmente se está recuperando en un hospital de Sydney, donde vivía la familia.

Sus padres Kristine, de 45 años, y Anthony, de 51, murieron en la erupción, mientras que su hermana Winona, de 17, se presume muerta aunque su cuerpo aún no ha sido encontrado.

La policía de Nueva Zelanda advirtió hoy que el cuerpo de Winona probablemente ha sido arrastrado al mar y puede que nunca sea encontrado.

La familia había estado visitando White Island, que está a 31 millas (unos 50 km) de Nueva Zelanda, como parte de un tour de un día desde el crucero Ovation Of The Seas.

En una declaración, la familia de Jesse dijo que se está recuperando en el hospital y rindió homenaje a los tres Langfords que murieron en el desastre.

La declaración de la familia decía: “Jesse se está recuperando en el hospital, recibiendo una atención excelente”.

“Anthony y Kristine, padres cariñosos de Jesse y Winona, fueron una pareja maravillosa dedicada a su familia. Todos los que los conocieron los extrañarán mucho”.

El cuerpo de Winona es uno de los dos que siguen desaparecidos, junto con el del guía Hayden Marshall-Inman, de 40 años.

Hoy, la policía de Nueva Zelanda dijo que cree que los cuerpos han sido arrastrados al mar y que es posible que nunca sean encontrados.

El subcomisario Mike Clement dijo que una tormenta poco después de la erupción arrastró los cuerpos por un arroyo hasta el Océano Pacífico.

“Lamentamos profundamente no haber podido, hasta ahora, recuperar esos cuerpos”, declararon a la prensa local.

“Esa ha sido nuestra misión a lo largo de todo el proceso, primero para salvar a la gente y luego para recuperar los cuerpos”.

“Nos entristece a nosotros y a nuestra gente y a todos los miembros de esta comunidad cuando no logramos ese propósito”.

Los cadáveres podrían ser encontrados en el mar o en la costa del Cabo Oriental de Nueva Zelanda, pero la policía dice que reducirá su búsqueda.

También ha habido temores de que la lluvia pudiera hacer que los cuerpos fueran sepultados en White Island como las víctimas de Pompeya.

Los pilotos de helicópteros de las Fuerzas de Defensa de Nueva Zelanda han intentado buscar los cuerpos desde el aire, pero se han visto obstaculizados por el mal tiempo.

Antes de partir en el crucero, Kristine Langford compartió una foto de sí misma, de su esposo y de Jesse -presumiblemente tomada por Winona- de ellos a punto de abordar el barco.

“Mi primer post en mucho tiempo. Nos vamos de crucero en #royalcarribeancruise Feliz cumpleaños [Anthony Langford]. “¡Buen viaje para todos!”, escribió.

Te puede interesar: Los 36 occidentales que viajaron a China a defender su fe

videoinfo__video2.bles.com||aa0e691de__

Ad will display in 09 seconds