Redacción BLes – El pasado mes de febrero y en medio del golpe que el gigante de las redes sociales recibió en Bélgica, que le ordenó dejar de monitorear a usuarios de Internet que no tenían cuenta en Facebook, Nick Whigham, un reportero del New Zealand Herald decidió probar a descargarse el archivo “secreto” donde la plataforma guarda toda la información que ha recabado de cada uno de nosotros. 

“Desde el momento en que yo, y todos los demás, nos inscribimos en el servicio de redes sociales [Facebook] ha estado recopilando y guardando todo, en serio, todo lo que hemos hecho en el sitio. Todas las conversaciones, vídeos, imágenes y documentos que hemos compartido o que nos han enviado se guardan en un servidor en algún lugar con espacio especialmente dedicado a cada uno de nosotros”, cuenta Whigham.

Lo que descubrió es que Facebook no solo tiene perfiles de consumidores inquietantemente extensos de los 1.400 millones de usuarios diarios, sino que también rastrea el movimiento de Internet y las personalidades de internautas que ni siquiera inician sesión en el sitio web.

Una gran parte del modelo de negocio de Facebook es vender la información que recopila sobre los usuarios a los anunciantes.

El uso de la plataforma de Facebook es gratis para los usuarios, porque al final los usuarios son el producto. Sus algoritmos rastrean las publicaciones, Me gusta, recursos compartidos y preferencias. Pero también rastrean la actividad general de los usuarios en Internet: los sitios web a los se accede, desde qué sistema operativo, desde qué dirección IP y los comentarios en foros. 

Facebook almacena datos sobre personas que no tienen cuenta con ellos. Los  datos de navegación de los internautas son registrados por rastreadores secretos llamados pixels, que están integrados en más de 10.000 sitios web. 

El modelo de negocio de Facebook está basado en la publicidad

Por tanto incluso si nunca se ha usado Facebook, la actividad en línea se rastrea cada vez que simplemente se visita un sitio web que contiene anuncios y rastreadores de Facebook.

Precisamente esta actividad de Facebook es la que Bélgica ha considerado ilegal pues viola la privacidad de usuarios que no han aceptado sus condiciones de uso, pues no tienen cuenta con la plataforma. Así, desde principios de febrero, la UE ordenó a Facebook que dejara de rastrear a los usuarios de Internet que no tienen cuentas en la red social, o enfrentará multas de US$ 293.000 por día. 

La decisión se produjo en medio de los esfuerzos de la Unión Europea para obligar a Facebook a cumplir con las estrictas nuevas normas de privacidad que pondrían en peligro su capacidad de vender publicidad basada en información específica del usuario.

Ahora Australia se ha convertido en el último gobierno en aumentar la presión sobre los Zuckerbergs del mundo.

El Gobierno Federal ha ordenado a la Comisión Australiana de Competencia y Consumo (ACCC) que investigue a los gigantes de la gran tecnología en lo que el presidente de ACCC, Rodd Sims, dijo que sería la investigación más amplia de este tipo en el mundo, recogió el medio New Zealand Herald

La investigación de ACCC implicará preguntar a los consumidores cuánto creen que las plataformas digitales saben sobre ellos y comparar eso con lo que de hecho se está recopilando.

Cómo descargar el nuestro expediente de Facebook 

Para descargarlo, haga clic en la parte superior derecha de cualquier página de Facebook y seleccione Configuración.

Haga clic en “Descargar una copia de sus datos de Facebook” bajo la Configuración general de su cuenta.

Luego haga click en el botón azul Crear archivo.

A Facebook le lleva unos 10 minutos recuperar el archivo y recibirá un correo electrónico y una notificación cuando esté listo para descargar.

Incluso si no usa mucho Facebook, es posible que te sorprenda lo que encuentres.

Temas: Categorías: Mundo Tecnología