Hace unos días se presentó una nueva planta de purificación de agua en Kuurne, un municipio de la región de Flandes, en la provincia de Flandes Occidental, Bélgica.

Un restaurante de esta pequeña localidad ha comenzado a servir a sus clientes agua potable gratuita reciclada de sus lavabos e inodoros.

El agua que se sirve en el restaurante Gust’eaux en Kuurne en estos días es la misma que cualquier otra agua potable (no tiene olor, sabor ni color), por lo que es imposible decir que su fuente son los inodoros del restaurante. Mediante el uso de un complejo sistema de purificación de cinco pasos, Gust’eaux puede convertir sus aguas residuales en un agua tan pura que tiene que enriquecerse con minerales antes de servirla a los clientes.

El restaurante belga no está conectado al sistema de alcantarillado de la ciudad, por lo que necesitaba una solución de circuito cerrado para resolver su problema de alcantarillado. Gracias a este sistema de reciclaje de agua supuestamente único, el líquido del inodoro y del fregadero se “limpia” inicialmente con fertilizante para plantas, luego una parte se mezcla con agua de lluvia recolectada y se usa para descargar los inodoros, mientras que el resto se pasa por una serie de procesos de purificación que lo hacen indistinguible del agua del grifo.

“El agua resultante es demasiado pura para ser potable, por lo que agregamos minerales para que sea más saludable”, manifestó un representante de Gust’eaux al canal de noticias belga VRT News.

El restaurante ofrece el agua reciclada del baño a los clientes en una variedad de formas, como agua potable gratuita, cubitos de hielo o café. Según los informes, también se usa para elaborar cerveza.

Según Sudinfo, el mismo sistema de purificación de agua se utiliza para proporcionar agua potable a comunidades aisladas, pero la experiencia no tiene precedentes en Europa.

Fuente: 20 minutos.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Categorías: Tecnología

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante a la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.