Las incursiones de la tecnología en la vida diaria presionan cada vez más el estado normal del ser humano, al punto de arriesgar su ritmo de vida y aún su equilibrio emocional.

Desde hace algunos años la industria tecnológica ha impulsado los asistentes de voz entre los que se destaca el Amazon Eco, identificado como Alexa y comercializado por Amazon.

Este aparato reconoce las voces que le hablan y cumple sus deseos en cuanto a información a su alcance, colocar música, encender las luces, la cafetera o el calentador, etc. Pero al parecer, tiene funcionalidades ocultas que están siendo reveladas.

¿Quién estaría interesado en vigilar a los ciudadanos?

Representación del “Estado Profundo” de Estados Unidos.

Lo que preocupa es que los ciudadanos pierdan privacidad por cuenta de los servicios estatales de seguridad que, al parecer, no se hallan bajo la supervisión del poder ejecutivo, sino que son manipulados por los hilos del denominado Estado Profundo (Deep State).

El llamado Estado Profundo alude a una organización al margen del gobierno, con sus propios sistemas de comunicación independientes, que interfiere en la CIA y el FBI, los sistemas de inteligencia estadounidenses.

“El estado profundo ha sido culpado de muchas cosas desde que Donald Trump se convirtió en presidente, incluso por el propio presidente”, señala The Guardian

En efecto, contra el mismo presidente incluso se ha montado un infructuoso proceso de investigación por una supuesta asociación con Rusia durante la campaña electoral, de la cual no existe evidencia, luego de año y medio de investigación y de millones de recursos invertidos al respecto.

En ese marco, también se ha comprobado que el FBI se infiltró ilegalmente en la campaña del entonces candidato presidencial Donald Trump.

¿Es un sofisticado sistema de espionaje?

Alexa, el dispositivo vendido por Amazon, ¿podría ser un instrumento de espionaje?

Algunas personas curiosas han enfrentado a Alexa con ciertas preguntas ante la cuales ha quedado muda, y que ciertamente levantan sospechas acerca de cuáles son los vínculos del sistema que asiste al accesorio con la CIA, el centro de inteligencia del gobierno de los Estados Unidos.

El hecho es que, en reiteradas ocasiones, el aparato se apagaba y no contestaba cuando se le preguntaba si la información que captaba podría llegar a la CIA, tal como aparece en el siguiente video:

Amazon como especialista en tecnologías del espionaje

La empresa Amazon, una de las más grandes del mundo, ha hecho negocios con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) desde 2014.

Además, recientemente ha sido publicado en varios medios la negociación mediante la cual Amazon Web Services contrató con la CIA un espacio de almacenamiento en la nube para su uso, por US$600 millones, como lo reportó Business Insider el 20 de noviembre del año pasado.

El sitio especializado en finanzas y comercios detalla que se trata de una región, en la nube, que alojará información secreta, de fácil acceso para sus usuarios, pero no de alto secreto o “top secret” como se le conoce en inglés. Sin embargo, Amazon sí está en condiciones de ofrecer este tipo de servicios, y no solo a la CIA, sino también a otros servicios secretos que lo necesiten.

Esta circunstancia muestra que Amazon va a la vanguardia en estos servicios.

Asimismo, otro de los grandes acuerdos entre Amazon y la CIA, es sobre tecnología de reconocimiento facial, impulsado por Inteligencia Artificial (IA).

Labor de Recognition.

La herramienta, apodada Recognition, puede reconocer hasta 100 rostros en una sola fotografía, y buscarlos rápidamente en bancos de datos que contienen decenas de millones de fotos.

“Puede detectar, analizar y comparar caras para una amplia variedad de casos de verificación de usuarios, catalogación, recuento de personas y seguridad pública”, describe Amazon según Forbes.

Por su parte, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU es la sigla en inglés) y sus partidarios sostienen que Recognition ha sido utilizado por varias agencias, entre ellas el departamento de policía de Orlando, Florida, y la Oficina del Sheriff del Condado de Washington en Oregon.

Por eso han enviado una carta a Amazon solicitándoles que dejara de vender el producto a las agencias de aplicación de la ley de Estados Unidos.

Las preocupaciones por los derechos civiles

En general todo tipo de productos de reconocimiento facial es motivo de preocupación porque podría atentar contra los derechos civiles.

“Esta es una máquina de vigilancia masiva muy asequible, y en parte por eso es una preocupación”, dijo Matt Cagle, abogado de ACLU, en comunicación con Forbes.

Añadió que Amazon estaba proveyendo un estado de vigilancia ‘autoritario’ que podría utilizarse para rastrear manifestantes, inmigrantes o vecindarios enteros.

Un portavoz de Amazon le dijo a Forbes que la compañía estaría buscando casos de uso y que si consideraba que había abusos, retiraría a los clientes del servicio de Rekognition.

“Como una tecnología, Amazon Rekognition tiene muchas aplicaciones útiles en el mundo real”, dijo el vocero vía e-mail, citando como ejemplos el encontrar personas secuestradas, niños perdidos, o como en la boda real celebrada en mayo, identificar a los asistentes a la boda.

La espeluznante risa de Alexa

Ciertos sucesos sugieren que estos sistemas robóticos hacen cosas por su cuenta, creando incertidumbre entre los usuarios, como si tuvieran voluntad propia.

Un aterrador evento fue reportado por miles de los usuarios de Alexa en varios países pues de repente, el 5 de marzo de 2018, a altas horas de la noche, el frío dispositivo soltó una risa espeluznante que asustó tanto a sus dueños que decidieron desconectarlo, y aún así no lograron conciliar el sueño de nuevo.

En efecto, Alexa se ríe si se le pide, pero este hecho ha dejado perplejos a los usuarios y ni Amazon pudo responder en cuanto se le preguntó por la causa del extraño suceso.

Algunos también han reportado la risa en medio de una conversación, o aún que toca música espontáneamente.

¿Está en juego la libertad y la privacidad?

Se ha dicho que los indígenas americanos recibieron maravillados, de parte de los conquistadores extranjeros, espejitos y otras baratijas brillantes que no conocían, mientras eran infiltrados y perdían su libertad y sus dominios.

El paralelo tiene similitud con la forma en que acogemos los múltiples objetos con que constantemente nos atrapan los aparentes logros de la tecnología, no obstante, más parece una aborrecible estratagema, al estilo del Nuevo Orden Mundial, en el que paulatinamente estamos siendo encerrados en un absurdo círculo, sin que nos demos cuenta.

Jose Ignacio Hermosa – BLes

Categorías: Tecnología

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.