DETROIT (AP) — Honda informó el martes del fallecimiento de otra persona debido a la explosión del inflador de una bolsa de aire Takata.

La persona murió cuando un Honda Civic modelo 2004 chocó el 10 de julio en Baton Rouge, Luisiana. Funcionarios de Honda y de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras realizaron una inspección al vehículo y confirmaron que la explosión del inflador fue la causa del deceso.

No se dio a conocer el nombre ni edad de la víctima. Se trata del fallecimiento número 20 a nivel mundial a causa de los infladores. Los dispositivos pueden estallar con fuerza excesiva, lanzando esquirlas hacia el interior del vehículo.

En un comunicado, Honda dijo que aparentemente la bolsa de aire del vehículo en cuestión fue recuperada de otro auto, un Civic 2002.

La automotriz señaló que coopera con el gobierno en la investigación del incidente.