Redacción BLesEl Congreso de Estados Unidos mediante una ley, le ordenará a los fabricantes de automóviles, que implementen una tecnología que evite que conductores ebrios puedan conducir, acorde a lo que reportó Associated Press (AP).

El mandato se incluyó dentro del paquete presupuestario de $1 billón de dólares correspondiente a infraestructura, que se espera que firme el presidente Biden. 

Se espera que la nueva tecnología esté implementada para el año 2026, ya que se requerirá un tiempo para que se desarrolle y se instale en los vehículos. 

Esta nueva legislación ya se había intentado implementar en 2019, donde se había presentado un proyecto de ley que tenía como objetivo instalar sistemas de detección de alcohol para 2024, según indicó la revista digital Car and Driver.

Según informó la misma revista, actualmente en Estados Unidos se utilizan dispositivos de bloqueo de encendido que tienen un alcoholímetro que hace que el conductor no pueda encender el automóvil si detecta alcohol cuando se sopla en un tubo, pero solo son implementados para aquellos que han recibido alguna condena por manejar en estado de ebriedad. 

Sam Abuelsamid, un analista de Guidehouse Insights, una empresa de servicios de consultoría de mercado, explicó que los alcoholímetros no son una solución práctica debido a que los conductores no querrían ser obligados a soplar cada vez que subieran al vehículo.

Así es que según indicó, la tecnología más acorde y efectiva que debería implementarse es la de cámaras infrarrojas. Con dichas cámaras se estaría monitoreando el comportamiento del conductor a cada momento, y no solo serviría para evitar que manejen en estado de ebriedad.

Según indicó Abuelsamid, con las cámaras además podrían rastrear signos de somnolencia, pérdida del conocimiento, o cualquier otra situación que haga que el conductor no esté atento a la carretera. Y en caso de que se detecten, el automóvil encenderá las luces de emergencia, reducirá la velocidad y se detendrá a un lado de la carretera.

Alrededor de 10,000 personas mueren cada año debido a accidentes relacionados con el alcohol en los Estados Unidos, según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA).

Y acorde a los datos que proporcionó el mes pasado la agencia, durante el primer semestre de este año, se registró el número más alto de muertes en accidentes de tránsito desde 2006, con 20160 muertos. 

Esta nueva legislación es similar a proyectos de ley anteriores presentados en el Congreso, como uno en 2019 que tenía como objetivo instalar sistemas de detección de alcohol para 2024.

No obstante, a algunos les preocupa que la nueva legislación no viene a traer soluciones a corto plazo, y están instando al Departamento de Transporte de EE. UU. que aborde la problemática con menos burocracia y acciones inmediatas. 

Respecto de esto, Cathy Chase, presidenta de la asociación Defensores de la seguridad vial y automotriz, dijo: “Se deben tomar medidas rápidas sobre soluciones integrales, de sentido común y confirmadas para guiar a nuestra nación hacia cero accidentes fatales”, y agregó, “Las soluciones comprobadas están a la mano; es hora de actuar”.

Vanesa Catanzaro– BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.